• Una multitudinaria marcha de maestros en Buenos Aires, capital de Argentina.
Publicada: lunes, 8 de octubre de 2018 18:32

Docentes argentinos dan inicio a una huelga de 48 horas para protestar por un ‘irrisorio’ aumento salarial decidido por el Gobierno.

El Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) ha decidido activar este lunes un nuevo paro de 48 horas que afectará a unos 3.2 millones de alumnos argentinos. Con esta huelga, se registran ya este año unos 24 y medio días de huelga del sector educativo.

Los huelguistas se congregarán frente a la Casa de la Provincia de Buenos Aires para pedir un pago “justo”. El gremio de docentes insiste en que los salarios deben subir entre el 42 % y el 47 por ciento.

“Esperamos que el Gobierno entienda que no se puede seguir dilatando la situación. No podemos perder poder adquisitivo frente a la inflación (…). La línea de pobreza está en 20 mil pesos y el salario inicial de un docente es de 12 mil pesos”, ha dicho el representante del Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación de la Provincia de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel.

Esperamos que el Gobierno (argentino) entienda que no se puede seguir dilatando la situación. No podemos perder poder adquisitivo frente a la inflación (…). La línea de pobreza está en 20 mil pesos y el salario inicial de un docente es de 12 mil pesos”, ha dicho Roberto Baradel, el representante del Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación de la Provincia de Buenos Aires (Suteba).

 

El sindicalista ha mencionado la cifra de inflación de agosto, que era del 24 %, y en septiembre, del 31 %, para criticar al Gobierno por pretender aumentar el salario solo un 19 %. “Queda demostrado que este no era el Gobierno del diálogo y también en eso le mienten a la sociedad”, ha concluido Baradel.

Ante la negativa del Gobierno a consensuar acuerdos, en lo que en Argentina se conoce como paritarias, el salario de los docentes se sigue depreciando en relación al costo de vida.

Los manifestantes repudian los recortes presupuestarios y la falta de actualización de los salarios en los sectores públicos, pese a la subida de los precios y a la también fuerte caída del peso argentino ante el dólar estadounidense.

Más de 300 mil de estudiantes y docentes se manifestaron en agosto en las calles de Buenos Aires, capital de Argentina, para reclamar presupuestos educativos.

La huelga de maestros se suma a muchos actos de protesta y de desobediencia civil llevados a cabo en los últimos meses por diferentes sindicatos argentinos contra la política de ajuste aplicada por el Gobierno del presidente Mauricio Macri.

msm/mla/mtk/mkh

Comentarios