• Mauricio Macri, presidente de Argentina, y su esposa en Nueva York, EE.UU., 6 de noviembre de 2017.
Publicada: domingo, 4 de febrero de 2018 17:28

La popularidad del presidente de Argentina, Mauricio Macri, sigue en caída libre entre el pueblo. Nuevos datos de la encuestadora Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) confirman que la imagen del mandatario se desplomó 12 puntos en tan solo tres meses.

Los resultados del estudio, realizado en exclusiva para el diario local Página12, revelan este domingo que cuatro de cada diez argentinos evalúan “bien” o “muy bien” el trabajo del Gobierno y que la mayoría de los preguntados no lo ve con buenos ojos.

“(...) el clima social se sigue enrareciendo día a día y el humor de la gente empeora a pasos agigantados. La caída de casi 12 puntos es un valor que debería provocar preocupación entre los altos funcionarios del Gobierno”, afirma el sociólogo Roberto Bacman, presidente del CEOP.

Los encuestados creen, en su mayoría, que la economía del país vive su peor momento. A su criterio, las tarifas, la inflación, la pobreza y la edad de las jubilaciones, todas ellas medidas generadas por el Ejecutivo de Macri, han empeorado la situación en sus casas. Esto se suma a una visión poco optimista que tienen respecto al aumento del dólar, ya que, en su opinión, esto causará la subida aun más de los precios.

(...) el clima social se sigue enrareciendo día a día y el humor de la gente empeora a pasos agigantados. La caída de casi 12 puntos es un valor que debería provocar preocupación entre los altos funcionarios del Gobierno (de Argentina)”, afirma el sociólogo Roberto Bacman, presidente de la encuestadora Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP).

El diagnóstico del CEOP indica que la población tiene percepciones muy negativas sobre la economía.

 

Mientras un 72,5 por ciento de la población estima muy mal la situación económica del país, un 66 por ciento tacha de mala o muy mala la situación dentro de los hogares. De este modo, se han mostrado preocupados por la indecisión del Gobierno a la hora de disminuir la cifra de la inflación y la pobreza.

En cuanto a este último dato, los argentinos arremeten contra el Estado por no cumplir con sus promesas electorales, pues los estratos más vulnerables aseguran que las acciones del presidente argentino solo favorecen a los sectores acomodados de la sociedad.

“Todo parte de una pregunta concreta: ¿qué pasó con las promesas de campaña? Para comenzar este recorrido no queda otra opción que retornar a la economía. Desde que asumió Cambiemos, algo más de dos años atrás, la economía fue el factor que mayor insatisfacción despertó en la opinión pública. Y por estos días la percepción se ha agravado”, precisa Bacman.

Despidos masivos de trabajadores, aumento en las tarifas de los servicios públicos, reformas polémicas, y una inflación cabalgante, entre otros deterioros de la situación, han marcado los dos años de Macri al frente del poder.

msm/anz/myd/hnb

Comentarios