• Miden la temperatura de los pasajeros en el Aeropuerto Internacional de Bole, en Adís Abeba (capital de Etiopía), 17 de marzo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 14 de abril de 2020 13:35

Las Naciones Unidas advierten a Arabia Saudí de las consecuencias de la deportación de migrantes etíopes en medio del brote de la COVID-19.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de las Naciones Unidas denunció el lunes que la reciente deportación de miles de migrantes etíopes por parte de Arabia Saudí resultará en la propagación del nuevo coronavirus, denominado COVID-19, y pide la inmediata suspensión de la medida.

Conforme aseveró el organismo, la monarquía árabe ha deportado, hasta ahora, a 2870 migrantes etíopes a Adís Abeba, capital de Etiopía, desde el comienzo de la pandemia.

Un trabajador humanitario familiarizado con las deportaciones, que prefirió el anonimato, afirmó que “unos 3000” migrantes etíopes han llegado de Arabia Saudí en los últimos 10 días.

“La expulsión y deportación de migrantes etíopes (…) en medio de la respuesta poco preparada de su país a la COVID-19, les pone en peligro (…) Los movimientos migratorios a gran escala, que no están planificados, aumentan las probabilidades de que la transmisión del virus continúe. Por lo tanto, pedimos la suspensión temporal de las deportaciones”, enfatizó Catherine Sozi, coordinadora humanitaria de las Naciones Unidas para Etiopía.

 

Las deportaciones se producen mientras las condiciones sanitarias de los retornados constituyen una preocupación para el Gobierno etíope, ya que no está claro si las autoridades saudíes los están examinando para detectar el nuevo coronavirus antes de su salida del reino árabe.

Sozi también sostuvo que el Gobierno etíope ha solicitado que se detengan esas deportaciones hasta que pueda establecer 30 centros de cuarentena en Adís Abeba. Sin embargo, Riad ha continuado con las expatriaciones pese a que “solo siete centros de cuarentena pueden albergar a los retornados”.

De acuerdo con el último conteo oficial, Arabia Saudí ha registrado, hasta el momento, 4934 casos positivos y 65 decesos relacionados con el nuevo coronavirus.

A nivel mundial, los datos globales indican que la rápida propagación de la COVID-19 —que se detectó en diciembre de 2019 en la ciudad china de Wuhan— ha infectado a 1 937 268 personas y se ha cobrado la vida de 120 600.

ftn/anz/fmk/rba