• El rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, antes de participar en una reunión en Riad, la capital, 20 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 14 de diciembre de 2019 9:35
Actualizada: sábado, 14 de diciembre de 2019 19:52

Riad busca en silencio mejorar las relaciones con Irán y otros actores regionales en medio de preocupaciones económicas y dudas sobre el apoyo de EE.UU. al reino.

Según el informe publicado el viernes en el diario estadounidense The Wall Street Journal, los funcionarios saudíes se han vuelto más preocupados por los riesgos que las tensiones con Teherán representan para la economía del reino.

“El nuevo interés de Riad en mejorar las relaciones con sus rivales regionales se produce cuando los funcionarios saudíes cuestionan cuánto respaldo tienen de EE.UU. y otros aliados”, indica el informe.

Según el periódico, el punto de inflexión se dio tras el ataque a las instalaciones petroleras saudí el pasado 14 de setiembre que interrumpió la mitad de la capacidad petrolera del reino.

“El ataque del 14 de septiembre fue un cambio de juego”, dijo un funcionario citado por el informe.

Arabia Saudí y sus aliados, entre ellos EE.UU., apuntan el dedo acusador hacia Irán, mientras el Ejército y el movimiento popular Ansarolá de Yemen aseguran haber lanzado los ataques en represalia a la agresión de Riad y sus aliados a su país.

LEER MÁS: Cancillería: Irán prioriza a sus vecinos en su política exterior

En el primer momento del ataque, Washington y Riad atribuyeron el ataque a Teherán, pero fue rechazado recientemente por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“La perspectiva de un conflicto más amplio con Irán pone en peligro las exportaciones de petróleo de Arabia Saudí”, añade el informe.

 

Además de Irán, Riad también ha estado manteniendo conversaciones con el movimiento popular yemení Ansarolá mientras intentaba encontrar una manera de poner fin a las tensiones con Catar.

Desde el inicio de la agresión saudí, en marzo de 2015, con el fin de restaurar en el poder al expresidente prófugo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, más de 100 000 yemeníes, en su mayoría civiles, han muerto, según el proyecto Datos sobre Localización y Acontecimientos de Conflictos Armados (Acled, por sus siglas en inglés).

La guerra ha dejado en ruinas a gran parte del país más pobre del mundo árabe, además de provocar miles de muertos y heridos, entre la población civil, sin embargo, los yemeníes han decidido no ser los únicos damnificados por la agresión de Riad y sus aliados.

LEER MÁS: Arabia Saudí busca esconder la incapacidad militar ante Yemen

alg/ktg/hnb