• Fuerzas de seguridad afganas, en zona de combates con talibanes en provincia de Kunduz, en norte de Afganistán, 22 de junio de 2021. (Foto: Reuters)
Publicada: miércoles, 7 de julio de 2021 10:20

Gobierno de Afganistán promete seguir defendiendo a la nación afgana y retomar todo el territorio que fue invadido por los talibanes.

“Hay guerra, hay presión. A veces las cosas funcionan a nuestra manera. A veces no lo hacen, pero seguiremos defendiendo al pueblo afgano”, aseguró el martes el asesor de la Seguridad Nacional de Afganistán, Hamdulá Moheb.

En este sentido, el titular afgano hizo hincapié que el Gobierno de Kabul posee planes con el fin de tomar todo el territorio del país centroasiático que ha sido invadido por los talibanes, particularmente en el norte de Afganistán.

Al respecto, el Gobierno afgano desplegó la misma jornada, cientos de comandos en el campo de batalla en las provincias norteñas de Tajar y Badajshan, donde los talibanes han tomado grandes extensiones de territorio, en el marco de la aceleración de su dominio territorial.

 

El despliegue se produjo cuando los informes declararon que cientos de tropas de Afganistán habían cruzado la frontera norte hacia Tayikistán después de que los talibanes avanzaran en territorio afgano la semana pasada.

En los últimos dos meses, los milicianos del grupo talibán han ganado mucho terreno en el país centroasiático. En esta línea, el sábado se hicieron con el distrito clave de Panjwai, su antiguo bastión de Kandahar, sita en el sur del país.

Ante este panorama, varios expertos y observadores afirmaron que la vuelta de Talibán al poder demuestra la ayuda encubierta de EE.UU. a este grupo armado y es una evidencia que Washington pretende legitimar su presencia en la región orquestando una nueva ola de inseguridad en Afganistán.

Asimismo, el país norteamericano ha sido criticada por su doble rasero ante la grave situación que atraviesa Afganistán. EE.UU. dice, por un lado, estar comprometido con la seguridad del pueblo afgano, mientras que, al mismo tiempo, continúa con sus conversaciones soterradas con los talibanes.

Al respecto, el exmandatario afgano Hamid Karzai criticó el sábado el papel negativo de Washington en su país, destacando que “no había terrorismo, ni extremismo en Afganistán” antes de la invasión de Washington y sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de esta nación asiática en 2001, so pretexto de luchar contra el terrorismo.

mdh/rba