• Combatientes del movimiento popular yemení, Ansarolá.
Publicada: jueves, 17 de septiembre de 2015 6:34
Actualizada: jueves, 17 de septiembre de 2015 8:09

El movimiento popular yemení Ansarolá aseguró que contrarrestará los ataques de Arabia Saudí “con toda su fuerza”, si el régimen de Riad recrudece su ofensiva.

El portavoz de Ansarolá, Mohamad Abdelsalam, afirmó el miércoles que sin importar el tamaño de la ofensiva y los desafíos de Arabia Saudí, este movimiento luchará con toda su fuerza porque, según la naturaleza humana y la Sharia (ley islámica), hay que defender la nación y a uno mismo cuando existe una amenaza extranjera.

Todavía estamos abiertos a cualquier solución política que sea justa, equitativa y no desvalorice  en absoluto la soberanía de Yemen", señaló el portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Mohamad Abdelsalam.

Todavía estamos abiertos a cualquier solución política que sea justa, equitativa y no desvalorice en absoluto la soberanía de Yemen", señaló Abdelsalam en un comunicado, refiriéndose a la disposición de Ansarolá para los diálogos de paz.

Portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Mohamad Abdelsalam.

 

Asimismo, criticó a ciertos países por apoyar al régimen saudí, mientras consideró que este respaldo mantiene vivo el fuego de la guerra, causa más muertos y ahonda los conflictos.

Al concluir, felicitó al pueblo yemení por sus victorias históricas frente a los invasores y ocupantes, al tiempo que recordó a los miles mártires y heridos de esta ofensiva cuya sangre, a su juicio, es el combustible que mantendrá la resistencia hasta el pleno restablecimiento de la soberanía y la independencia de Yemen.

El 26 de marzo, Arabia Saudí comenzó una ofensiva aérea contra Yemen sin el aval de las Naciones Unidas, pero con luz verde de EE.UU., en un intento por restaurar en el poder a Abdu Rabu Mansur Hadi, un fiel aliado de Riad.

Pese a casi cinco meses de bombardeos, estos ataques no han logrado detener a las fuerzas del Ejército yemení ni a los combatientes de Ansarolá. Ante ello, el régimen de Arabia Saudí ha optado por destruir la infraestructura de Yemen, una de las naciones más pobres del planeta.

Aun con todo, las fuerzas yemeníes han asestado duros golpes contra sus enemigos. Una potente explosión ocurrió hace dos semanas en el depósito de municiones de una base militar de la región petrolera de Safer, a unos 250 kilómetros al este de Saná, capital yemení, en la que murieron al menos 300 soldados extranjeros que luchaban en Yemen.

bhr/ctl/hnb

Comentarios