• Ciudadanos yemeníes tratan de salvar a los sobrevivientes bajo escombros de un edificio destruido en un ataque aéreo saudí.
Publicada: lunes, 28 de marzo de 2022 22:35

El líder del movimiento yemení Ansarolá advierte a la coalición saudí que se arrepentirá si pierde la oportunidad de una tregua temporal para poner fin a la guerra.

El sábado, el presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, Mahdi al-Mashat, anunció un alto el fuego unilateral para detener todas las acciones ofensivas en todos los frentes por un periodo de tres días y dio un ultimátum a Arabia Saudí y a sus aliados para que pongan fin a la agresión contra el pueblo yemení.

Al respecto, en un discurso televisivo, el líder del movimiento popular yemení Ansarolá, Abdul-Malik al-Houthi, ha avisado este lunes a la coalición agresora liderada por Arabia Saudí que no pierda la oportunidad que brinda la tregua de tres días, y pidió a Riad y sus aliados que acuerden “un alto el fuego permanente”.

Los países que libran una agresión contra Yemen, ha agregado al-Houthi, no tienen ninguna posibilidad de escapar de los ataques de represalia de los yemeníes y salir de la situación actual a menos que pongan fin a la embestida, levanten el bloqueo total y pongan fin a la ocupación.

“No escatimaremos esfuerzos para enfrentar la agresión y el bloqueo económico [dirigidos por Riad] con todos los medios disponibles. No permitiremos que el asedio contra Yemen continúe de ninguna manera”, ha aseverado el líder de Ansarolá.

 

Desde marzo de 2015, Arabia Saudí y sus aliados árabes como los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin llevan a cabo una campaña de bombardeos en Yemen destinada a restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, aliado de Riad.

Sin embargo, siete años después, la coalición agresora no ha conseguido sus metas, y es más, los avances militares de Yemen muestran que la ecuación está completamente a favor del país más pobre del mundo árabe.

mmo/rba