• Los combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá.
Publicada: martes, 12 de octubre de 2021 13:51
Actualizada: martes, 12 de octubre de 2021 17:12

En el marco de las operaciones destinadas a liberar Marib, el Ejército yemení ha avanzado otros 600 kilómetros cuadrados en la provincia, ubicada en centro-oeste.

En una rueda de prensa, el portavoz del Ejército de Yemen, el teniente general Yahya Sari, ha dado a conocer este martes que las Fuerzas Armadas del país árabe lanzaron una operación denominada “Operación Fajar al-Entesar” (Amanecer de la Victoria), teniendo como objetivo dar seguimiento a total liberación de Marib, a través de eliminar a los invasores y mercenarios leales a la llamada coalición saudí.

Gracias a Dios, nuestras fuerzas pudieron liberar un área de 600 kilómetros cuadrados durante esta operación”, ha destacado Sari, para luego pormenorizar que el área geográfica liberada se sitúa concretamente entre la zona en el pasado septiembre fue recuperada durante la operación “Al-Bas al-Shadid” (Gran Poder), muy cerca de la zona adyacente a suburbios de la ciudad de Marib.

Durante la operación “Al-Bas al-Shadid” las fuerzas armadas yemeníes liberaron más de 1600 kilómetros cuadrados del territorio yemení, incluidos los distritos de Madqal y Mayzar en la provincia en cuestión. Es más, la liberación de la estratégica base militar de Maas, la más grande utilizada por las fuerzas mercenarias saudíes en los últimos años, también fue fruto de esa maniobra.

En la “Operación Fajar al-Entesar”, ha destacado el general yemení, las fuerzas de Defensa Aérea de Yemen pudieron derribar once aviones espía, además de alcanzar otros logros, entre ellos la realización de 518 operaciones con el fin de bloquear el avance del enemigo y obligarlo a abandonar sus bases en la estratégica provincia de Marib.

 

De acuerdo al vocero yemení, la unidad de misiles del Ejército del país también realizó 68 ataques en la operación, apuntando a centros, cuarteles y bases enemigos. “De esta cifra, 49 ataques se llevaron a cabo contra los territorios ocupados de Yemen y 19 de ellos, contra el territorio saudí”, ha indicado.

Es más, ha aseverado que la unidad de drones también realizó 245 operaciones, entre ellas, “170 operativos en el reino saudí y otros 75 en las áreas yemeníes ocupadas por los agresores y sus mercenarios”.

Asimismo, ha puntualizado que, durante esta última operación, cerca de 300 vehículos blindados fueron destruidos, además de 850 armas y 4 depósito de armamentos. Ha resaltado, además, que cerca de 5650 mercenarios enemigos murieron, resultaron heridos o capturados.

Sari ha instado al pueblo de Marib a rechazar a los traidores y los mercenarios de la coalición saudí-estadounidense que agredieron el país árabe en 2015, y a ser “absuelto” de ellos, puesto que Marib no es una provincia saudí ni una colonia del Reino Unido o de EE.UU., sino una de Yemen que tiene tribus “nobles” y gente “libre”.

La independencia en el país solo es posible rechazando a las fuerzas de ocupación extranjeras y limpiando este territorio de la inmundicia de los agresores y sus aliados”, ha concluido el vocero.

Este nuevo avance del Ejército yemení ha tenido lugar en momentos en que estas fuerzas, apoyadas por los combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá, han intensificado durante los últimos meses sus operaciones contra el reino árabe y sus aliados, y han logrado grandes avances.

De hecho, hasta la fecha, de las 14 ciudades importantes de la región de Marib, 10 ya han sido completamente liberadas y solo cuatro están aún ocupadas parcialmente por los agresores.

sar/mdh/mrg