• Vídeo muestra el uso de bombas de racimo de EEUU en Yemen
Publicada: miércoles, 14 de julio de 2021 7:41

La llamada coalición liderada por Riad contra Yemen utiliza prohibidas bombas de racimo estadounidenses en sus ataques contra el pueblo yemení.

El Centro Ejecutivo en la Oficina de Desminado de Yemen informó el martes del descubrimiento de un nuevo tipo de bomba de racimo prohibido internacionalmente, utilizado por Arabia Saudí y sus aliados para atacar áreas pobladas por civiles en varias ciudades de Yemen.

La bomba guiada por láser GBU-24, de fabricación estadounidense, fue lanzada el 19 de septiembre de 2015 desde un avión de la llamada coalición saudí y cayó cerca de un mercado y el parque más grande de Saná (la capital yemení), lo que podría haber provocado una masacre muy grande.

Por su parte, el director general del centro, el general de brigada Ali Safara, denunció la venta de este tipo de bombas por EE.UU. a otros países como Arabia Saudí y afirmó que contiene 1,5 toneladas de explosivo, tiene 4,39 metros de largo y 46 centímetros de diámetro, y está equipada con un dispositivo de guía satelital.

Conforme a Safara, esta bomba fue ampliamente utilizada en los ataques de la coalición liderada por Riad para atacar varios objetos civiles y destruir infraestructuras en Yemen durante los últimos años, junto con otras bombas como GBU-39 y GBU-31.

 

El director Centro Ejecutivo en la Oficina de Desminado de Yemen además dijo que esta bomba de racimo contamina el medio ambiente y las aguas subterráneas y causa varias enfermedades.

“La bomba GBU-24 afecta los sistemas inmunológico y nervioso de las víctimas y causa anomalías genéticas. También, se considera un elemento químico tóxico y radioactivo que destruye el sistema inmunológico de animales, y afecta negativamente a los humanos, plantas y animales a medio y largo plazo”, denunció el funcionario yemení.

El uso de la bomba estadounidense GBU-24 se suma a otros crímenes de la coalición saudí y sus aliados occidentales en Yemen, que ha causado la muerte de cientos de personas en el país más pobre del mundo árabe.

En Yemen, Arabia Saudí y sus aliados utilizaron municiones prohibidas como bombas de racimo en muchos bombardeos que llevaron a cabo contra viviendas, mercados, escuelas y hospitales, matando a un gran número de civiles.

nkh/mkh