• Imagen publicada de uno de los fragmentos de la bomba Mark 82, de producción estadounidense, usada en la masacre de civiles en Yemen.
Publicada: jueves, 26 de septiembre de 2019 11:26
Actualizada: jueves, 26 de septiembre de 2019 15:48

La Amnistía Internacional (AI) ha denunciado que Arabia Saudí ha usado una bomba guiada por láser, de fabricación estadounidense, en sus ataques contra Yemen.

En un comunicado publicado este jueves, el organismo reveló que, en la agresión aérea de la coalición liderada por Riad, perpetrada el 28 de junio contra una zona residencial en la provincia de Taiz, en el sur de Yemen, que causó la muerte de seis civiles —tres de ellos menores de edad— se utilizó munición guiada de precisión fabricada en EE.UU.

De acuerdo con este informe, la bomba guiada por láser, fabricada por la empresa estadounidense Raytheon, es una de las pruebas más recientes que muestran el papel de Washington en la matanza de civiles yemeníes.

“No hay palabras, es inconcebible que EE.UU. siga alimentando la cinta transportadora de armas hasta el demoledor conflicto de Yemen”, ha fustigado Rasha Muhamad, investigadora de la organización pro derechos humanos Al para Yemen.

El organismo pro derechos humanos, además, ha lamentado que los países occidentales, entre ellos, EE.UU., Francia y el Reino Unido siguen suministrando armas al régimen de Riad pese a sus graves violaciones en Yemen.

LEER MÁS: Amnistía Internacional condena venta de armas occidentales a Riad

Es inconcebible que EE.UU. siga alimentando la cinta transportadora de armas hasta el demoledor conflicto de Yemen”, ha indicado Rasha Muhamad, investigadora de la Amnistía Internacional para Yemen, sobre el suministro de armas de EE.UU. a Arabia Saudí.

 

“A pesar de las abundantes pruebas de que la coalición liderada por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos ha cometido una y otra vez graves violaciones graves del derecho internacional, incluidos posibles crímenes de guerra, EE.UU. y otros países proveedores de armas, como el Reino Unido y Francia, continúan impasibles ante el dolor y el caos que están causando sus armas en la población civil”, ha reprochado Muhamad.

LEER MÁS: ONU culpa a EEUU, R.Unido y Francia de crímenes de guerra en Yemen

Desde el marzo de 2015, el régimen saudí y sus aliados, incluidos EE.UU., el Reino Unido y Emiratos Árabes Unidos (EAU), cometen en Yemen crímenes de guerra de forma diaria, utilizando todo tipo de armas, con el objetivo de restaurar en el poder a Mansur Hadi y hacer frente a los combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá.

Las agresiones saudíes, en muchos casos perpetradas con aeronaves y bombas fabricadas en Estados Unidos y otros países occidentales, han dejado más de 91 000 yemeníes muertos. La misma ONU calcula que, si la guerra no se detiene, la cifra de víctimas mortales llegará a 500 000 para finales del año 2020.

LEER MÁS: ‘Bombas de EEUU y el Reino Unido causaron 1000 víctimas en Yemen’

Pese a todo esto, Washington y sus aliados europeos como Londres y París han aprovechado la guerra en Yemen como una oportunidad para cerrar multimillonarios acuerdos armamentísticos con el régimen de Al Saud.

myd/ncl/ftn/hnb

Comentarios