• Combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá cerca de Saná, la capital. (Foto: Reuters)
Publicada: martes, 25 de agosto de 2020 2:06

Yemen destaca el aumento en sus capacidades defensivas y promete liberar el país de los invasores saudíes y sus aliados, manteniendo el dedo en el gatillo.

Hoy, nuestro pueblo posee los factores del poder que no solo le permiten derrotar a los invasores e infligirles derrotas aplastantes, sino también hacer de Yemen (...) un actor en la región”, subrayó el lunes el ministro de Defensa yemení, el general Muhamad Naser al-Atefi.

En declaraciones ofrecidas durante una visita a las fuerzas del Ejército yemení en la provincia norteña de Al-Yawf, Al-Atef señaló que no habrá una tregua con el régimen saudí, que busca imponer una realidad de ocupación y de una invasión despreciable. “Nuestro dedo permanecerá en el gatillo”, insistió.

Tras alabar las continuas victorias alcanzadas por las fuerzas yemeníes ante Riad y sus aliados, Al-Atef prometió la pronta liberación del territorio yemení.

 

“Prometemos al pueblo que no habrá invasores ni ocupantes en suelo yemení”, aseveró, antes de recalcar que la capacidad defensiva de Yemen, hoy en día, es más que nunca capaz de obligar a los invasores a retirarse.

Las declaraciones del alto mando castrense yemení se producen días después de que el Ejército de Yemen, apoyado por el movimiento popular Ansarolá, lograra abatir o herir a más de 250 elementos terroristas, que cuentan con el apoyo de Riad, en la provincia suroccidental de Al-Bayda.

Las fuerzas yemeníes han advertido que causarán “gran dolor” al régimen de los Al Saud y sus aliados regionales, si no ponen fin a la brutal campaña militar que llevan a cabo contra Yemen desde 2015. Amenazan que sus misiles, de fabricación nacional, pueden alcanzar “objetivos estratégicos” en lo profundo del territorio saudí, así como en los Emiratos Árabes Unidos (EAU), principal socio de Riad.

fmk/lvs/mjs