• Yemeníes se congregan cerca de los restos de un avión Tornado saudí, derribado por un misil en la provincia de Al-Yauf (norte), 16 de febrero de 2020.
Publicada: martes, 18 de febrero de 2020 18:20
Actualizada: lunes, 24 de febrero de 2020 3:29

La Fuerza Aérea yemení ha asegurado que sus nuevos sistemas de misiles cambiarán el rumbo de la guerra fomentada por Arabia Saudí y sus aliados contra Yemen.

El reciente derribo de un caza Tornado de la coalición liderada por Arabia Saudí no deja ningún lugar a dudas de que el 2020 será el año de los avanzados sistemas antiaéreos y modernos misiles yemeníes, que pueden derribar, dañar o interceptar cualquier avión de los países agresores”, así lo ha afirmado el portavoz de la Fuerza Aérea yemení, el general Abdulá al-Yafari.

Sus comentarios de producen días después de que las unidades antiaéreas del Ejército yemení, secundado por el movimiento popular Ansarolá, consiguieran abatir, con un misil tierra-aire, un avión Tornado saudí, de fabricación británica, cuando estaba sobrevolando las regiones norteñas del país árabe.

De acuerdo con el general yemení, el derribo de la citada aeronave saudí se considera un logro único y estratégico en el curso de los combates, especialmente después de que las altas autoridades del país árabe aseguraran que, desde 2020, “los cielos de Yemen ya no serán un lugar seguro para las incursiones enemigas”.

 

Al-Yafari ha informado, además, que el Ejército yemení ha presentado recientemente unos sofisticados sistemas antiaéreos –Farut y Saqib–, y en un futuro próximo, desvelará el sistema con el que ha logrado derribar el avión de combate saudí.

El alto cargo castrense ha dado a conocer, asimismo, una estadística proporcionada por el Ministerio yemení de Defensa que confirma que las fuerzas de la Resistencia yemení han logrado abatir un total 335 aeronaves agresoras desde el inicio de la violenta ofensiva lanzada en marzo de 2015 por el régimen de Riad y sus aliados regionales.

Los yemeníes han derribado, de igual modo, en las últimas semanas, varias aeronaves no tripuladas (drones) y helicópteros saudíes, demostrando así que, tras cinco años de conflicto, han mejorado su defensa aérea y cambiado los derroteros de la guerra.

Esto mientras que los ataques saudíes, en muchas ocasiones perpetrados con aeronaves y bombas fabricadas en países occidentales, han dejado más de 100 000 yemeníes muertos, en su mayoría civiles.

myd/anz/mrz/rba

Comentarios