• El ministro venezolano de Asuntos Exteriores, Jorge Arreaza, en Caracas, la capital, 8 de agosto de 2017. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 12 de junio de 2021 6:24

Venezuela rechaza “categóricamente” las nuevas arremetidas injerencistas de Estados Unidos contra el pueblo y las instituciones de Nicaragua.

En un comunicado emitido el viernes, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Venezuela reitera su rechazo a la decisión de Washington de imponer sanciones a cuatro altos funcionarios de Nicaragua.

La nota enfatiza que la nueva expresión de “soberbia imperialista” estadounidense constituye una clara manifestación de “desprecio” hacia el derecho internacional, ya que busca evitar que el Gobierno nicaragüense tome decisiones soberanas para garantizar la paz y estabilidad nacional.

Venezuela ratifica su irrestricto apoyo al pueblo y Gobierno de Nicaragua, en especial a los cuatro funcionarios afectados por las irracionales medidas coercitivas”, destaca el documento.

La Cancillería venezolana también subraya el respeto y la admiración del país bolivariano ante el compromiso del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, y la vicepresidenta Rosario Murillo, en la defensa de la soberanía e independencia de la nación centroamericana.

 

El miércoles, el Departamento del Tesoro estadounidense impuso sanciones contra Camila Antonia Ortega Murillo, hija del presidente Ortega y coordinadora de la Comisión de Economía Creativa; Leonardo Ovidio Reyes Ramírez, presidente del Banco Central; Julio Modesto Rodríguez Balladares, general de brigada del Ejército de Nicaragua, y Edwin Ramón Castro Rivera, diputado de la Asamblea y miembro de la Comisión Electoral de Nicaragua.

Los cuatro sancionados se suman a otros incluidos en la lista negra de Washington, entre ellos la vicepresidenta y primera dama nicaragüense, así como otros tres hijos del presidente Ortega: Rafael Antonio, Laureano y Juan Carlos.

El viernes, la Asamblea Nacional de Nicaragua (Parlamento) condenó enérgicamente las nuevas sanciones de EE.UU. y urgió a Washington a cesar “la continua injerencia e intervención que manifiestan las acciones históricas de violencia y agresión contra el pueblo nicaragüense”.

Nicaragua asegura ser víctima de las sanciones unilaterales e ilegales de Estados Unidos y sus socios, como la Unión Europea (UE), que buscan el fin del Gobierno de Ortega por defender la soberanía del país y ser abiertamente antimperialista.

sar/ncl/fmk