• Un diario con una foto de Luis Arce y sus simpatizantes tras ganar la 1ª vuelta de las elecciones, La Paz, 19 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 20 de octubre de 2020 2:53
Actualizada: martes, 20 de octubre de 2020 4:59

La victoria del partido del expresidente Evo Morales en las elecciones generales de Bolivia “desmoronó” la hegemonía de EE.UU., celebra un diputado venezolano.

Julio Chávez, integrante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), se ha congratulado por la victoria de Luis Arce Catacora, candidato presidencial del Movimiento al Socialismo (MAS), en la primera vuelta de las elecciones generales de Bolivia, con el 52,4 % de los votos.

En una entrevista concedida a la agencia rusa de noticias Sputnik y publicada este martes, Chávez ha valorado el triunfo electoral del MAS como “un golpe” a la hegemonía estadounidense y la confirmación que “Washington está perdiendo influencia”.

Conforme al diputado chavista, el resultado de las votaciones del país andino evidencia el deterioro de la doctrina Monroe, del presidente estadounidense James Monroe (1817-1825), sintetizada en la frase “América para los americanos”.

“Creo que es un golpe certero a la hegemonía unipolar de Estados Unidos, la presunción que teníamos todos los revolucionarios en América Latina de que esa hegemonía de Estados Unidos se venía desmoronando”, ha afirmado Chávez.

 

En Bolivia, ha observado el parlamentario venezolano, se impuso el “espíritu libertario” del pueblo y de los indígenas a favor de la soberanía política y diplomática ante el “gobierno supremacista” estadounidense.

Al respecto, ha asegurado que la victoria de Arce “recuperará la soberanía diplomática”, que había perdido el país andino tras el golpe de Estado contra Morales en noviembre de 2019.

El triunfo electoral de Arce, quien fungió de ministro de Economía en la mayor parte del mandato de 13 años de Morales y es conocido como “padre del milagro económico en Bolivia”, marca el retorno al poder del MAS y se produce 363 días después del golpe de Estado, orquestado por la oposición y apoyado por EE.UU., suceso tras el cual el primer mandatario indígena de Bolivia renunció para evitar más actos de violencia en su país.

Asimismo, con la eleccion de Arce se aviva la esperanza de la recuperación de la economía y del gobierno plurinacional, “complemente destruidos” por el gobierno de facto de Jeanine Áñez, de acuerdo con distintos analistas.

ask/ncl/hnb