•  Venezuela pide a la ONU que pare la guerra de Trump
Publicada: miércoles, 10 de abril de 2019 21:16
Actualizada: jueves, 11 de abril de 2019 0:35

Venezuela ha afirmado que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) debe detener constantes ataques del Gobierno de EE.UU. en su contra.

“EE.UU. y sus países aliados utilizan este Consejo para criminalizar a nuestro Gobierno y crear las condiciones para una invasión. El Consejo de Seguridad debe garantizar la paz en Venezuela. ¡Debemos parar la guerra de (el presidente de EE.UU., Donald) Trump!”, ha dicho este miércoles Samuel Moncada, el embajador venezolano ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), durante una reunión del CSNU.

Moncada ha reaccionado firmemente a las declaraciones del vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, quien llamó al CSNU a reconocer a Juan Guaidó como el presidente de Venezuela y a aceptar a su representante en esta organización.

El alto diplomático venezolano ha denunciado la falta de pronunciamiento por parte de la ONU sobre los intentos de injerencia, amenaza militar y el robo del dinero venezolano por parte de los Gobiernos de EE.UU. y el Reino Unido.

EE.UU. y sus países aliados utilizan este Consejo para criminalizar a nuestro Gobierno y crear las condiciones para una invasión. El Consejo de Seguridad debe garantizar la paz en Venezuela. ¡Debemos parar la guerra de (el presidente de EE.UU., Donald) Trump!”, ha dicho Samuel Moncada, el embajador venezolano ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

“¿Qué autoridad tiene EE.UU. para sancionar a los países con los que Venezuela mantiene acuerdos de cooperación económica?”, ha cuestionado.

El embajador venezolano ante la ONU ha indicado, de igual modo, que los países imperialistas son hipócritas y unos esquizofrénicos, ya que, por un lado, dicen preocuparse por los venezolanos y, por el otro, atacan con sanciones que afectan al pueblo.

Moncada también ha avisado de que los estadounidenses y sus aliados en la región buscan una implosión social para justificar una intervención militar en el país sudamericano.

Desde que Maduro tomara posesión del cargo tras ganar las presidenciales de mayo de 2018, la oposición venezolana, apoyada por EE.UU., se ha negado a reconocer los resultados. Apenas unas semanas después, Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) venezolana —declarada en desacato en 2016—, se autoproclamó presidente interino del país.

Maduro ha expresado en diferentes ocasiones su voluntad de mantener el camino del diálogo a favor de la paz, tanto con el Gobierno de EE.UU. como con la oposición venezolana, sin embargo, Washington ha intensificado sus presiones contra Venezuela con sanciones y ha dicho que “no es hora de dialogar”, sino de que Maduro abandone el poder de cualquier manera, incluso aunque sea a través de una intervención militar.

snz/anz/fdd/rba

Comentarios