• El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (drcha.) junto a su homólogo chileno, Sebastián Piñera, 28 de septiembre de 2018. (Fuente: AFP).
Publicada: viernes, 28 de septiembre de 2018 23:03

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho este viernes que Venezuela es un “desastre” que debe ser limpiado.

“Venezuela es un desastre. Eso hay que limpiarlo y hay que hacerse cargo de la gente”, ha asegurado Trump a la prensa, antes de iniciar una reunión en la Casa Blanca con su homólogo chileno, Sebastián Piñera.

Estas afirmaciones se producen en momentos de alta tensión entre Caracas y Washington por las proyectadas intenciones del mandatario estadounidense de invadir militarmente Venezuela.

El miércoles, al margen de la 73.a Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), Trump afirmó que “todas las opciones” están en la mesa sobre el caso venezolano. “Las fuertes y las menos fuertes. Y ya saben lo que quiero decir con fuerte”, amenazó el republicano en referencia a una intervención militar.

En sus declaraciones de este viernes, a la pregunta de si va a reunirse con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, Trump no ha descartado esa posibilidad, si bien ha matizado que aún se debe esperar. “Veremos lo que pasa. Sé que él quiere reunirse con nosotros. Veremos lo que pasa”, ha dicho.

Venezuela es un desastre. Eso hay que limpiarlo y hay que hacerse cargo de la gente”, declara el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

 

Horas antes, Piñera ha rechazado ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) una eventual injerencia armada en Venezuela. “La opción militar no es una opción buena para este problema”, asevera.

El mandatario chileno, en cambio, ha abogado por otras vías para superar la crisis venezolana: “Eso no significa que no haya otros mecanismos que tenemos que usar y, cada vez con mayor fuerza y voluntad, para ayudar al pueblo venezolano y para forzar a un gobierno autoritario y no democrático a reconocer y respetar esos valores esenciales”, plantea.

Sin embargo, el jueves durante su intervención en la AGNU, Piñera manifestó que su Ejecutivo desconoce totalmente los resultados de las últimas elecciones presidenciales venezolanas del pasado 20 de mayo, en consecuencia, también desconoce la legitimidad del Gobierno de Caracas.

Las autoridades venezolanas han denunciado en reiteradas ocasiones la campaña mediática impulsada por EE.UU. y un sector de la derecha venezolana que, junto con algunos países latinoamericanos como Chile y Colombia, buscan desprestigiar y derrocar al Ejecutivo de Maduro.

En este sentido, Caracas aduce que EE.UU. y sus aliados regionales promueven una “guerra psicológica” para “hacer creer al mundo que hay una crisis humanitaria” en Venezuela y justificar de esta forma una intervención militar en el país caribeño.

lvs/ncl/tqi/rba

Comentarios