• La VII.ª reunión extraordinaria del Consejo Político de la ALBA-TCP en Caracas, capital de Venezuela, 12 de enero de 2018.
Publicada: domingo, 16 de septiembre de 2018 14:16
Actualizada: martes, 18 de septiembre de 2018 18:27

La ALBA-TCP rechaza declaraciones de Luis Almagro sobre Venezuela y promete una “inmediata reacción” ante una “intervención militar” en el país bolivariano.

“La Secretaría Ejecutiva de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América–Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) expresa su indignación y rechaza las declaraciones pronunciadas por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en las cuales incita a una intervención militar en la República Bolivariana de Venezuela”, reza el comunicado de la Alianza, publicado el sábado por el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en su cuenta de Twitter.

El viernes, Almagro dijo que no se debe descartar “una intervención militar” para derrocar el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Al respecto, los países miembros de la ALBA-TCP advirtieron de que “una intervención militar en contra de la democracia y soberanía venezolanas tendría consecuencias impredecibles para nuestros países y generaría una inmediata reacción de nuestros pueblos para la defensa de Nuestra América”.

La Secretaría Ejecutiva de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América–Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) expresa su indignación y rechaza las declaraciones pronunciadas por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en las cuales incita a una intervención militar en la República Bolivariana de Venezuela”, declara la Alianza en un comunicado.

 

Las declaraciones del político uruguayo, según la nota, también van en contra de la democracia de “los gobiernos progresistas de la región” y demuestran los intentos de la OEA para desestabilizar los países latinoamericanos.

De acuerdo con la ALBA-TCP, el objetivo de Almagro es “profundizar y agudizar los ataques” que últimamente han desarrollado ciertos gobiernos de la región contra Caracas.

Las declaraciones de Almagro, rechazadas también por el Grupo de Lima, “son una extralimitación de sus funciones como secretario general y contradicen los principios básicos del Derecho Internacional y de la propia Carta de la OEA”, sentenció la Alianza.

Además, urgió a la comunidad internacional a rechazar la incitación a una “intervención militar” por parte del jefe de la OEA, que es “una amenaza a la paz” en el bloque latinoamericano.

El mismo sábado, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, aseguró que Caracas denunciará ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otras instancias internacionales el apoyo “grotesco” del jefe de la OEA a una acción militar en el país bolivariano.

Venezuela está convencida de que Almagro –que busca el apoyo de los gobiernos regionales para conformar un bloque contra Maduro– actúa a favor de los intereses de Estados Unidos, que, conforme a Caracas, tiene planes militares para Venezuela y busca hacerse con sus vastas reservas petroleras.

fdd/anz/alg/rba

Comentarios