• Zelaia: Sanciones a Venezuela buscan derrocar a Maduro
Publicada: martes, 11 de septiembre de 2018 14:05

EE.UU., Canadá y Europa imponen sanciones a Venezuela a fin de forzar un cambio de gobierno y de régimen político en este país sudamericano, dice un analista.

En una entrevista concedida este martes a HispanTV, el presidente de EKAI Center, Adrian Zelaia, desde Durango (España), ha destacado que las sanciones de las grandes potencias mundiales contra Venezuela están teniendo un efecto muy directo en el agravamiento de la crisis económica que aqueja a este país latinoamericano.

Asimismo, ha advertido de que estas medidas están incidiendo de forma negativa en la producción y la distribución, incluso de los alimentos y los medicamentos y los bienes básicos, para la población venezolana.

Este hecho constituye un factor importante, que impulsa la emigración y la salida de personas que se están produciendo actualmente en Venezuela, ha agregado, para después sugerir que todo esto conlleva a la violación de los derechos humanos.

En este sentido, Zelaia ha sostenido que estas medidas, impulsadas por EE.UU., Canadá y Europa, pueden constituir crímenes de lesa humanidad, de acuerdo con el estatuto de la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya, en los Países Bajos.

El objetivo primordial de las sanciones impuestas contra Venezuela por los estadounidenses, canadienses y europeos, es cambiar al gobierno y el régimen político de esta nación sudamericana”, declara a Hispan TV el presidente de EKAI Center, Adrian Zelaia.

 

Tras alertar de que estos embargos internacionales suponen una clara violación de los derechos más básicos de la población venezolana, ha afirmado que “el objetivo primordial de las sanciones impuestas contra Venezuela por los estadounidenses, canadienses y europeos, es cambiar al gobierno y el régimen político de esta nación sudamericana”.

Ante esta tesitura, Zelaia ha expuesto que la imposición de sanciones contra Venezuela busca, en realidad, afectar directamente a la marcha del día a día de los venezolanos y, de este modo, en su opinión, provocar un malestar generalizado entre la población, que impulsaría o forzaría al cambio del Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Además, ha lamentado que Europa no haya sido absolutamente independiente, autónoma ni objetiva a la hora de enfocar sus relaciones con Venezuela, pues tal y como ha aseverado, “la dependencia estructural de Europa, en su conjunto, y la Unión Europea (UE), en particular, con respecto a las estrategias de EE.UU.”, impide que este bloque regional actúe por sí solo.

Fuente: HispanTV Noticias

krd/anz/mjs/rba

Comentarios