• La sala de prensa de la coalición de derechas Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de Venezuela.
Publicada: domingo, 4 de marzo de 2018 16:56

La oposición de Venezuela asume que el desorden y el caos interno, así como la falta de estrategia dentro de la coalición de derechas Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ha sido la razón por la que los opositores ya han perdido una ‘oportunidad de oro’ de llegar a Miraflores.

Es la admisión hecha por varios dirigentes opositores, bajo condición de anonimato, recogida este domingo por el portal venezolano Panorama, que recuerda que los opositores vuelven a autoexcluirse de los comicios casi 13 años después de lo que ocurrió con las elecciones parlamentarias de 2005, cuando, a última hora, “sus dirigentes abandonaron el terreno dejando consecuencias catastróficas”.

“Quienes dicen que debemos votar tienen razón en su acción, ya que es peor quedarse de brazos cruzados, pero no se tiene garantías porque el abuso es supremo. Ahora quienes llaman a no votar también tienen su justificación, pero no dicen qué vamos a hacer a partir del día siguiente a las elecciones, cada vez que cantamos fraude generamos abstención y es peor no participar;  ya hemos vivido las consecuencias en los años 2004, 2005, 2006, 2012 y 2017”, detalla un dirigente opositor citado por el medio.

Los grandes partidos componentes de la MUD, como Primero Justicia, Acción Democrática, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo (UNT), con su ausencia, dijeron que de plano “no” participarán en un proceso electoral, cerrando así la posibilidad de presentar una opción más al electorado venezolano en la contienda postergada para el domingo 20 de mayo

Quienes dicen que debemos votar tienen razón en su acción, ya que es peor quedarse de brazos cruzados, pero no se tiene garantías porque el abuso es supremo. Ahora quienes llaman a  no votar también tienen su justificación, pero no dicen qué vamos a hacer a partir del día siguiente a las elecciones, cada vez que cantamos fraude generamos abstención y es peor no participar;  ya hemos vivido las consecuencias en los años 2004, 2005, 2006, 2012 y 2017”, opina un dirigente opositor venezolano.

 

De ese bloque solo el exgobernador del estado de Lara Henri Falcón, desafiando todas las críticas y amenazas de las facciones opositoras, se ha postulado a las presidenciales con la tarjeta de su partido Avanzada Progresista (AP).

La MUD repudió abiertamente la medida y, en reacción, el secretario general del partido AP, Luis Romero, confirmó el jueves que su formación política ya no es parte de la MUD, una coalición de derechas que, a su criterio, ya “dejó de existir”.

Así pues, son cuatro los aspirantes a ocupar el Palacio de Miraflores, a saber: Falcón; el actual presidente venezolano, Nicolás Maduro; Javier Bertucci, un pastor evangélico del partido Esperanza por el Cambio; y Reinaldo Quijada, candidato independiente de la Unidad Política Popular 89 (UPP89).

aaf/anz/mnz/hnb

Comentarios