• Un avión de combate de la Fuerza Aérea de Ucrania participa en los ejercicios ‘Clear Sky 2018’ con la OTAN, 8 de octubre de 2018. (Foto:UNIAN)
Publicada: lunes, 8 de octubre de 2018 22:31
Actualizada: lunes, 8 de octubre de 2018 23:06

Ucrania ha iniciado este lunes unos ejercicios militares a gran escala con la participación de EE.UU. y otros países miembros de la OTAN.

Las maniobras aéreas, denominadas ‘Clear Sky 2018’, durarán hasta el 19 de octubre y se llevan a cabo en la parte occidental de Ucrania, ha comunicado el Ministerio ucraniano de Defensa.

Unos 700 soldados participan en los ejercicios, la mitad de ellos de países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), incluidos Estados Unidos, el Reino Unido, los Países Bajos, Polonia y Rumanía.

Varios aviones de combate estadounidenses, como F-15C Eagles y C-130J Super Hercules, están también presentes en los simulacros aéreos, los cuales son los de mayor envergadura desde la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), según dijo la víspera el Gobierno ucraniano.

El objetivo de estos ejercicios, anuncia la Defensa ucraniana, es mejorar la interacción entre Ucrania y la OTAN y, al mismo tiempo, reforzar la seguridad regional.

No obstante, estas maniobras no son vistas con buenos ojos en Rusia. El diario ruso Nezavisimaya Gazeta, por ejemplo, advirtió de que Estados Unidos y la OTAN están entrenando a Ucrania para que lleve a cabo operaciones militares contra el vecino territorio ruso.

 

La OTAN también planea movilizar 45 000 soldados en las mayores maniobras desde la Guerra Fría cerca de las fronteras rusas. Los ejercicios, que se realizarán en Noruega, del 25 de octubre al 7 de noviembre, pondrán en práctica una “respuesta colectiva” de la Alianza Atlántica a “un ataque armado” contra uno de sus miembros.

Rusia y el Occidente no han superado las tensiones que surgieron después de la crisis de Ucrania y la anexión de Crimea a Rusia en 2014, sino se han distanciado más con la posterior militarización de Europa por parte de la OTAN y EE.UU.

Moscú, a su vez, denuncia insistentemente que la expansión militar de la Alianza Atlántica cerca de sus fronteras supone una amenaza directa para su seguridad nacional y, por tanto, responderá con contundencia.

ftm/ncl/fmd/hnb

Comentarios