• Soldados estadounidenses y emiratíes despliegan un sistema antimisiles Patriot durante una maniobra militar entre ambos países.
Publicada: viernes, 30 de marzo de 2018 2:01
Actualizada: viernes, 30 de marzo de 2018 11:03

La subsecretaria de Estado para asuntos político-militares de Estados Unidos, Tina Kaidanow, ha llegado este jueves a Turquía con el objetivo de convencer a Ankara de comprar sistemas antimisiles Patriot, de fabricación estadounidense, según revelan los medios turcos.

Según ha publicado el diario turco Daily Sabah, Kaidanow se quedará en Turquía hasta el 3 de abril y tiene en su agenda mantener reuniones con las autoridades del Ministerio de Defensa, la Cancillería y la industria de defensa de Turquía.  

De acuerdo con la fuente, los intentos del país norteamericano para que Ankara adquiera sus sistemas antiaéreos se han acelerado después de que el Gobierno turco finalizara la compra de sistemas rusos de defensa aérea S-400.

Aunque EE.UU. entrega “una oferta atractiva”, Turquía no desea renunciar al acuerdo con Rusia de la compra de sistema S-400, indica el periódico al recordar las afirmaciones del primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, quien dijo la semana pasada que el sistema Patriot no es una alternativa a los S-400.

Continuarán nuestros estudios dirigidos sobre los sistemas de defensa Patriot y otros sistemas compatibles con la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte). Ellos (los Patriot) no son una alternativa a los S-400”, afirma el primer ministro de Turquía, Binali Yildirim.

 

“Continuarán nuestros estudios dirigidos sobre los sistemas de defensa Patriot y otros sistemas compatibles con la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte). Ellos (los Patriot) no son una alternativa a los S-400”, ha recalcado Yildirim.

Según las fuentes militares rusas, Turquía se ha convertido en el segundo país de la Alianza Atlántica que compra sistemas antiaéreos rusos de gran alcance. Grecia fue el primero en adquirir los S-300 rusos.

El pasado febrero, el diario turco Haberturk, citando una fuente en Washington, dio a conocer que EE.UU. insta a Turquía a no comprar los sistemas rusos S-400, o de lo contrario podría imponer sanciones contra Ankara.

Sin embargo, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, está convencido de que Turquía es ‘dueño de su propia casa’, por tanto, la ‘furia’ de Estados Unidos y de otros países miembros de la Alianza Atlántica por la compra del sistema ruso S-400 no tiene lugar.

fdd/lvs/rba

Comentarios