• Arquitecto mexicano entretiene a niños confinados por COVID-19
Publicada: domingo, 19 de julio de 2020 16:35
Actualizada: domingo, 19 de julio de 2020 18:28

Un joven arquitecto en México ayuda a mantener a los niños entretenidos durante estos tiempos de confinamiento por el coronavirus.

Percibald García, de 27 años, ha dejado su mesa de arquitecto para convertirse en cuentacuentos ambulante. Su objetivo es entretener a los niños de la Ciudad de México (capital) que están confinados en sus casas por la pandemia de coronavirus.

Percibald ha estado viajando por los barrios de la ciudad con su “micrófono errante” desde principios de mayo, transmitiendo sus cuentos para sacar a los niños del tedio del confinamiento y de las pantallas de los aparatos electrónicos.

Percibald se ha ganado a su audiencia. Niños e incluso mayores esperan con ansia su llegada. Lo escuchan desde sus ventanas, o a una distancia prudente, en las plazas.

El cuentacuentos se mueve durante unas dos horas. Después se instala debajo de varios edificios. Primero pone una canción infantil, a menudo las del famoso compositor mexicano Cri-Cri, luego exclama al vecindario: “Otro día, otra narración”, y procede a leer una nueva historia, siempre, de forma desinteresada.

El resultado: un acto reconfortante para la comunidad, similar a las serenatas cantadas por los italianos desde sus balcones, a principios de la pandemia. El virus parece haber estimulado los actos desinteresados de bondad en el mundo, al resaltar que lo que más importa es cómo reaccionamos ante la adversidad.

xsh/hnb