• El presidente sirio, Bashar al-Asad, en una reunión con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en Moscú, 15 de marzo de 2023.
Publicada: domingo, 2 de abril de 2023 21:58

Arabia Saudí planea invitar al presidente de Siria, Bashar al-Asad, a una cumbre de la Liga Árabe (LA) que se celebrará el próximo mes en Riad.

La agencia británica de noticias Reuters, citando a tres fuentes familiarizadas con el tema, ha informado este domingo que el ministro saudí de Asuntos Exteriores, el príncipe Faisal bin Farhan, viajará a Damasco, la capital siria, en las próximas semanas para entregarle a Al-Asad una invitación formal para asistir a la cumbre del 19 de mayo.

El mes pasado, los medios de comunicaciones locales señalaron de que Riad y Damasco habían llegado a un acuerdo para reabrir sus embajadas después del mes sagrado musulmán del Ramadán. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí no confirmó el logro del acuerdo, pero indicó que estaba en conversaciones con la Cancillería de Siria para reanudar los servicios consulares.

Una de las tres fuentes citadas por Reuters, ha afirmado que las negociaciones han estado en curso durante más de un año sobre una lista de demandas de Arabia Saudí al Gobierno sirio para revitalizar los lazos bilaterales, incluida una estrecha cooperación en seguridad fronteriza y la lucha contra el tráfico de drogas.

 

Los contactos entre Riad y Damasco ganaron impulso luego de un acuerdo histórico logrado a principios de marzo entre Irán y Arabia Saudí sobre la restauración de las relaciones diplomáticas bilaterales después de siete años.

La Liga Árabe suspendió la membresía de Damasco en noviembre de 2011, después del estallido de la crisis en Siria. El Gobierno sirio rechazó la decisión y la calificó como una “conspiración” en su contra, afirmando que la LA estaba sirviendo a los intereses de los países occidentales y los poderes regionales hostiles.

La crisis siria tuvo un impacto significativo en las relaciones de Damasco con los países árabes de la región. Muchos comenzaron a alejarse de Siria y a cortar relaciones políticas, comerciales y diplomáticas, y algunos de ellos decidieron apoyar a los grupos armados que luchaban contra el Gobierno sirio, con Arabia Saudí a la cabeza.

Después de que el Gobierno de Damasco saliera victorioso del conflicto militar y lograra recuperar la mayor parte de las zonas ocupadas por los terroristas, ha comenzado una nueva apertura política por parte de los Estados árabes hacia Siria, que ha sido visitada por varios cancilleres, jefes parlamentarios y de partidos de la región en los últimos meses.

rba