• Un convoy militar estadounidense en la ciudad de Al-Qamishli, en la provincia siria de Al-Hasaka, 12 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 7 de diciembre de 2021 17:12

El Ejército de Siria ha impedido que un convoy de EE.UU. entre en la ciudad de Al-Qamishli, en la provincia de Al-Hasaka, y lo ha obligado a cambiar de rumbo.

Según ha informado este martes la agencia estatal siria de noticias, SANA, las unidades del Ejército de Siria han bloqueado el paso de cinco vehículos militares de las fuerzas estadounidenses que intentaban ingresar a la ciudad.

Los militares sirios han interceptado el convoy en un puesto de control ubicado en la ciudad de Al-Qamishli, en la provincia de Al-Hasaka, noreste de Siria, por lo que los ocupantes se vieron obligados a cambiar de rumbo evitando cualquier enfrentamiento con el Ejército sirio.

Conforme a la misma fuente siria, dos artefactos explosivos explotaron el lunes por la noche mientras una caravana de las fuerzas estadounidenses pasaba por una carretera entre las aldeas de Bir al-Helou y Um al-Izam, en el área de Al-Yarubiya, situado en Al-Hasaka.

 

La explosión puso en alerta a las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), milicia kurda apoyada por EE.UU., desplegadas en la región, según las fuentes que hablaron bajo condición de anonimato.

Además, tres cohetes golpearon el sábado una base ilegal levantada por Estados Unidos en un campo petrolero, ubicado en la provincia siria de Deir Ezzor (este).

Damasco denuncia el despliegue militar de EE.UU. en su territorio y asegura que el Ejército sirio expulsará a todas las tropas ocupantes, incluidas las estadounidenses. También acusa a las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias y a los soldados estadounidenses de haber cometido todo tipo de crímenes contra el pueblo sirio en las provincias de Al-Hasaka, Al-Raqa, Deir Ezzor y Alepo.

A pesar del rotundo rechazo del Gobierno de Damasco a la ilegal presencia de EE.UU. en el país árabe, Washington ha estado ampliando su contingente en el este y el noreste del país, zonas ricas en recursos petroleros sirios. 

En realidad, EE.UU. tiene la intención de robar los recursos del país árabe y renovar la estructura del grupo terrorista Daesh, por lo que los sirios consideran invasoras a las fuerzas norteamericanas.

rth/msm/hnb