• Sede de la Cancillería siria en Damasco, la capital.
Publicada: jueves, 15 de abril de 2021 17:19

Siria condena en los términos más enérgicos el acto de sabotaje en la planta nuclear de Natanz, centro de Irán, cuyas investigaciones apuntan al régimen israelí.

“El Gobierno de la República Árabe Siria condena enérgicamente la cobarde operación terrorista contra la instalación iraní de Natanz, y el ataque al barco iraní Saviz, ha anunciado este jueves la Cancillería siria a través de un comunicado, citado por la agencia siria oficial de noticias, SANA.

Según el texto, todos los indicios apuntan al régimen de ocupación de Israel, que realiza este tipo de ataques con la intención de entorpecer las negociaciones en curso en Viena (la capital austriaca) sobre el acuerdo nuclear de Irán.

La nota también subraya que, sin embargo, tales incidentes no afectarán a las capacidades de Irán; de hecho, ha agregado, los enemigos del país persa no son capaces de detener el desarrollo de industria nuclear pacífica de la República Islámica.

El Gobierno de Damasco, presidido por Bashar al-Asad, se solidariza con Irán para hacer frente a estos ataques, y ofrece su pleno apoyo a la República Islámica en la defensa de sus intereses y sus esfuerzos para lograr más conocimientos científicos y avances tecnológicos, ha puntualizado.

Israel está detrás de recientes actos de sabotaje contra Irán

A principios de este mes de abril, el buque iraní Saviz registró una explosión frente a la costa de Eritrea, en el mar Rojo, en concreto recibió una serie de daños leves, mientras servía de base flotante logística en apoyo a las misiones de escolta de los comandos iraníes contra la piratería.

Varios oficiales estadounidenses, mencionados por el diario local The New York Times, atribuyeron el incidente a Israel, agregando que este último había notificado a EE.UU. que sus fuerzas atacaron el buque iraní.

Por otro lado, el pasado domingo, la República Islámica reportó un incidente en la red de distribución eléctrica del complejo nuclear Shahid Ahmadi Roshan, en Natanz. Fuentes occidentales, citadas por los medios de comunicación de EE.UU. e Israel, afirman que el hecho fue resultado de un ciberataque llevado a cabo por el servicio de inteligencia israelí (el Mossad).

Las autoridades iraníes han prometido dar una respuesta adecuada a los autores de dichos actos que buscan infligir daños al pacífico programa nuclear del país persa. En este contexto, La televisión israelí admitió que el programa nuclear de Irán ha logrado avances considerables, pese a todos los intentos, sin éxito, del régimen de Tel Aviv por torpedearlo.

ftn/ctl/rba