• Un soldado se encuentra junto a una carretera recuperada por el Ejército sirio en el norte de la provincia de Alepo, 17 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 18 de febrero de 2020 18:47
Actualizada: miércoles, 19 de febrero de 2020 3:34

Rusia ha asegurado que más del 90 por ciento del territorio sirio ya ha quedado fuera del control de los grupos armados y terroristas.

El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu, ha elogiado este martes los recientes avances del Ejército sirio en las provincias de Idlib y Alepo, en el noroeste del país árabe, afirmando que, con las victorias logradas, el Gobierno de Damasco controla más del 90 % del suelo del país árabe.

Las fuerzas sirias reanudaron el 14 de noviembre de 2019 sus operaciones en la provincia de Idlib y sus alrededores, después de que las bandas extremistas presentes en la región violaran, en reiteradas ocasiones, el alto el fuego acordado por Turquía y Rusia el 17 de septiembre de 2018.

De acuerdo con el titular ruso, las fuerzas gubernamentales sirias han logrado, en este último mes, arrebatar a los grupos armados y terroristas 700 kilómetros cuadrados en las provincias de Alepo y Idlib.

Las operaciones antiterroristas de Siria han logrado victorias significativas, posibilitando que el Ejército llegue ahora a unos kilómetros de distancia de la ciudad homónima de Idlib, cuya liberación podría resultar en una inminente victoria para Damasco.

 

Shoigu ha denunciado, además, las injustas sanciones internacionales contra Siria y ha pedido el levantamiento de estos embargos. Al mismo tiempo, ha urgido al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) que otorgue extensiones al país árabe de las sanciones energéticas.

Desde el inicio de la crisis siria en 2011, el país ha sido blanco de varias sanciones estadounidenses y occidentales que no han logrado incidir en la firmeza del pueblo sirio ni en su determinación a apegarse a sus principios.

Dichas sanciones han obstaculizado el acceso del país árabe a sus necesidades de petróleo, medicamentos y productos alimenticios.

Los funcionarios sirios afirman que el objetivo de estas sanciones es evitar que el Gobierno logre avances en el proceso de reconstrucción, especialmente porque la mayor parte de la producción nacional de petróleo aún está fuera de su control. El sector energético y los sectores bancario e inmobiliario, encabezan la lista de rubros económicos afectados.

myd/anz/mrz/rba

Comentarios