• Sirios piden salida de tropas de EEUU tras asesinato de Soleimani
Publicada: martes, 14 de enero de 2020 8:55
Actualizada: martes, 14 de enero de 2020 18:21

Decenas de tribus se reunieron el lunes en la ciudad de Al-Hasaka, sita en el noreste de Siria, para exigir la retirada de las fuerzas de Estados Unidos.

El acto de protesta tuvo lugar en la plaza Hafez al-Asad de Al-Hasaka, donde los manifestantes condenaron la presencia estadounidense en Siria y denunciaron los ataques llevados a cabo por los drones del país norteamericano en Irak contra los comandantes de la lucha antiterrorista.

“Los ocupantes estadounidenses deben abandonar inmediatamente nuestro territorio porque lo dejarán tarde o temprano por la sangre de Soleimani, Al-Muhandis y los mártires del Ejército sirio”, dijo el gran muftí de Al-Hasaka, Abdul Hamid al-Kandah.

La madrugada de 8 de enero, el teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, y el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y sus compañeros cayeron mártires en un ataque aéreo lanzado por EE.UU. contra los vehículos en que viajaban cerca del Aeropuerto Internacional de Bagdad (capital iraquí).

A su vez, el escritor y académico Jizi Ali reiteró que la violación de los derechos humanos y el derecho internacional es una prerrogativa de EE.UU., denunciando que Washington cometió un crimen, al asesinar a los referidos comandantes.

 

Además, el sheij Muhamad Hasnaoui al-Jadu, de una de las tribus sirias, subrayó que EE.UU. comete diariamente crímenes contra los Estados ya que intenta robar petróleo sirio sin ninguna disuasión moral e internacional.   

A finales de noviembre, la televisión siria comunicó que las fuerzas estadounidenses habían desplegado decenas de vehículos militares alrededor de los pozos petrolíferos de la ciudad siria de Al-Ramilan, situada en Al-Hasaka. Los efectivos norteamericanos realizaron patrullas cerca de los campos de crudo de la zona.

El Gobierno de Damasco, no obstante, ha denunciado la presencia ilegal de EE.UU. en su territorio, argumentando que Washington sigue saqueando flagrantemente los recursos petroleros sirios ante el mutismo internacional.

El pasado 26 de octubre, las autoridades rusas revelaron mediante imágenes satelitales, la implicación de EE.UU. en el contrabando del petróleo de Siria, e indicaron que ese trasiego supone para Washington un ingreso de 30 millones de dólares al mes.

alg/ktg/fmk/mkh