• Ejército sirio entra en Al-Raqa, antigua ‘capital de Daesh’
Publicada: miércoles, 16 de octubre de 2019 12:17
Actualizada: miércoles, 16 de octubre de 2019 18:22

Una unidad del Ejército sirio ha entrado hoy miércoles en la ciudad de Al-Raqa, un día después de tomar el control de la localidad de Manbij, de mayoría kurda.

“Un grupo de vanguardia del Ejército sirio ingresó a Al-Raqa por vez primera en cinco años e instaló algunos puestos de observación en la ciudad”, declara una fuente sobre el terreno a la agencia oficial rusa Sputnik.

Al-Raqa llegó a ser considerada la “capital” de facto del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) tras caer en 2014. La banda la convirtió en símbolo de sus atrocidades y en base de planeamiento de atentados terroristas en el extranjero.

La ciudad fue recuperada en octubre de 2017 por las milicias kurdas apoyadas por EE.UU., en una ofensiva criticada por el Gobierno de Damasco y de Moscú debido a las numerosas bajas civiles.

Conforme reportaban horas antes otros medios locales, las fuerzas kurdas han impuesto “toque de queda” nocturno en Al-Raqa por “razones de seguridad y bien público”, mientras se ha distribuido panfletos en los que se lee “muerte a EE.UU.” y “el Ejército sirio está en camino”.

LEER MÁS: Ejército sirio despliega tropas para enfrentar la agresión turca

Un grupo de vanguardia del Ejército sirio ingresó a Al-Raqa por vez primera en cinco años e instala algunos puestos de observación en la ciudad”, declara una fuente sobre el terreno a la agencia oficial rusa Sputnik.

Entretanto, residentes de Al-Raqa se han congregado en las calles para corear consignas a favor del Gobierno de Damasco y dar la bienvenida a la inminente entrada de los militares sirios. Los lugareños han condenado la ofensiva lanzada el pasado 9 de octubre por Turquía en el noreste sirio, al tiempo que llaman a respaldar al Ejército para evitar la ocupación de sus territorios por las fuerzas turcas.

El nuevo avance se produce un día después de que el Ejército sirio se hiciera con el control de la ciudad alepina de Manbij, de mayoría kurda, Tal Tamer, Tabqa y Ain Isa, ubicadas en el norte del país, cerca de la frontera turca, impidiendo que el Ejército de Ankara y sus aliados rebeldes progresen en sus políticas expansionistas.

La operación de Ankara en Siria arrancó después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, ordenara la retirada de sus fuerzas del norte sirio, dando la espalda a las milicias kurdas, su hasta ahora “socios estratégicos” en Siria.

LEER MÁS: Trump vuelve a traicionar a sus aliados kurdos en Siria

mjs/ncl/myd/rba

Comentarios