• Ejército sirio recupera control de la ciudad de Daraya
Publicada: sábado, 27 de agosto de 2016 18:03
Actualizada: domingo, 28 de agosto de 2016 1:48

El Ejército sirio ha recuperado este sábado el control de la ciudad de Daraya de las manos de los llamados ‘rebeldes’ apoyados desde el extranjero.

El Ejército sirio controla totalmente Daraya y ha entrado en toda la ciudad. No queda ni un solo hombre armado”, ha dicho una fuente militar a la agencia francesa de AFP, que pidió el anonimato.

Desde 2012 las fuerzas sirias mantienen un cerco contra cientos de los llamados ‘rebeldes’ de varios grupos en la ciudad de Daraya, que se encuentra a ocho kilómetros al suroeste de Damasco, capital de Siria.

El Ejército sirio controla totalmente Daraya y ha entrado en toda la ciudad. No queda ni un solo hombre armado", según una fuente militar.

El Ejército de Siria controla la ciudad después de que el Gobierno y los grupos armados llegaran el jueves a un acuerdo para evacuar a miles de hombres armados y civiles de dicha ciudad.

Según el acuerdo, Daraya será limpiada de armas y hombres armados para que las instituciones estatales puedan operar de nuevo y la gente pueda volver a la ciudad.

La agencia siria de noticias SANA ha informado que decenas de autobuses habían entrado en la ciudad para evacuar a los civiles y hombres armados.

Los civiles y rebeldes abandonando la ciudad de Daraya, 27 de agosto de 2016.

 

“El segundo y último convoy de rebeldes y civiles salió de Daraya hoy”, ha dicho el director del opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman.

SANA también ha señalado que un grupo de los “rebeldes” dispararon varias veces contra las posiciones de las fuerzas del Ejército sirio antes de partir desde la ciudad.

De los más de 900 hombres armados y terroristas que ocupaban la ciudad, unos 200 aceptaron la amnistía ofrecida por el presidente sirio, Bashar al-Asad, mientras que los demás optaron por ser transferidos a la ciudad de Idlib (noroeste), un bastión terrorista, empero con la condición sine qua non de la entrega de sus armas y municiones.

alg/ktg/rba

Comentarios