• Un hombre vestido con un uniforme de camuflaje sale del edificio del Grupo Wagner en San Petersburgo, Rusia, 4 de noviembre de 2022. (Foto: Reuters)
Publicada: lunes, 23 de enero de 2023 14:47
Actualizada: lunes, 23 de enero de 2023 17:47

Rusia asevera que las sanciones de EE.UU. contra la empresa militar privada Wagner carece, en la práctica, de importancia en las decisiones de Moscú y el grupo.

No creo que eso tenga alguna importancia a nivel práctico para Rusia y, sobre todo, para Wagner”, declaró este lunes el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria.

El vocero del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, John Kirby, anunció el viernes la decisión de Estados Unidos de ejercer más sanciones contra Wagner y de declarar a esa entidad como “organización criminal transnacional” por su involucración en el conflicto en Ucrania.

El portavoz estadounidense agregó que todos aquellos que brindaran apoyo a Wagner también serían objeto de las sanciones de Washington.

 

El fundador del grupo paramilitar ruso, Yevgueni Prigozhin, tuvo una reacción curiosa al respecto, sosteniendo que “por fin, Wagner y Estados Unidos serán colegas”. “Nuestras relaciones a partir de ahora se podrán definir como disputas entre clanes criminales”, señaló en una nota emitida en su cuenta en Telegram.

Los informes sobre la existencia de Wagner surgieron al comienzo de la guerra en Ucrania, desatada en 2014. El grupo también tuvo presencia en Siria y en países africanos.

La Unión Europea (UE) impuso al final de 2021 una serie de sanciones contra dicha empresa por sus presuntas “acciones de desestabilización” en Ucrania y en varios países africanos.

Efectivamente, desde el inicio del conflicto ucraniano, el Kremlin ha dejado claro que Rusia no tiene planes para ocupar el país vecino, o provocar una guerra nuclear, sino que, el objetivo de su misión es la “desmilitarización” y la “desnazificación” de Kiev, dado que las potencias occidentales lo están utilizando para invadir el territorio ruso.

msm/ynr/rba