• Prueba de lanzamiento de un misil interceptor de largo alcance de Rusia.
Publicada: martes, 4 de agosto de 2020 1:35

Rusia responderá en represalia si Estados Unidos despliega misiles nucleares y no nucleares de mediano y corto alcance en cualquier parte del mundo.

Así ha advertido, a través de un comunicado, este lunes el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia con motivo del aniversario de la retirada unilateral de Estados Unidos del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Ints-500 rusiaermedio (INF, por sus siglas en inglés), sobre la eliminación de misiles norteamericanos.

Está claro que el despliegue de misiles terrestres de mediano y corto alcance en varias regiones del mundo socavará gravemente la seguridad regional y global (…) Esto requerirá una respuesta inmediata, independientemente de si los misiles estadounidenses están equipados con armas nucleares o no nucleares”, indica la nota.

El documento, asimismo, ha alertado que el país europeo no podrá ignorar “la aparición de nuevos riesgos de misiles para su territorio”.

 

La Cancillería de Rusia, además, ha recordado que Washington después de abandonar el Tratado en 2019, comenzó a crear misiles previamente prohibidos por este tratado.

En esta misma línea, la Cartera rusa ha censurado fuertemente que las medidas Washington llevaron a que ahora no haya limitaciones sobre el despliegue de misiles terrestres de mediano y corto alcance y “las amenazas a la seguridad y la estabilidad mundiales se hayan multiplicado”.

A pesar de las acciones de Washington, Moscú está dispuesto a un diálogo constructivo con EE.UU. para reforzar la estabilidad estratégica y la seguridad internacional, explica el texto.

“Estamos convencidos de que el único paso adicional razonable y justificado es la búsqueda conjunta de una solución mutuamente aceptable a la situación actual por métodos políticos y diplomáticos”, señala el comunicado.

La Casa Blanca anunció su intención de desplegar sus misiles “lo antes posible, principalmente en la región de Asia y Pacífico” y probablemente en Europa, de acuerdo con el documento, sin embargo, Moscú espera que Washington apoye las medidas rusas para solucionar la situación actual.

EE.UU. se retiró el 2 de agosto de 2019 del tratado de desarme nuclear INF con Rusia, y de esta manera, por enésima vez, demostró al mundo que incumple sus compromisos.

El INF fue suscrito en 1987, en la era de la Guerra Fría, entre la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y Estados Unidos con el fin de prohibir los misiles balísticos y de crucero con alcance de entre 500 y 5500 kilómetros.

nsr/lvs/hnb