• El canciller ruso, Serguéi Lavrov, en una rueda de prensa en Washington DC, EE.UU., 10 de diciembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 26 de diciembre de 2019 11:28

El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, expresa su preocupación por la injerencia de EE.UU. en América Latina para alcanzar sus “intereses geopolíticos”.

Lo que pasó en América Latina a lo largo de todo este año de verdad hace recordar la definición ya olvidada del continente en llamas’”, ha manifestado este jueves Lavrov en una entrevista concedida a la agencia rusa de noticias TASS, en referencia a las turbulencias internas ocurridas en el curso del 2019 en países latinoamericanos, como en Chile, Ecuador y Bolivia, entre otros.

De acuerdo con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, cada situación tiene sus propias razones; sin embargo, en medio de la reciente escalada de tensiones en la región, “generan una profunda preocupación los intentos de EE.UU. de reformatearla de acuerdo con sus intereses geopolíticos, en el marco de la teoría del ‘caos controlado’”.

Refiriéndose a la teoría del ‘caos controlado’ en una ocasión anterior, el canciller ruso la describió en los términos siguientes: “Mientras más hierva el ‘caldo’ más fácil le resulta a EE.UU. poner los ‘condimentos’ que considere necesarios”.

De hecho, Lavrov ha indicado que partes integrantes de estos cursos han sido los esfuerzos para cambiar “regímenes indeseables”, disociar los procesos regionales de integración e imponer rígidos patrones neoliberales, en el marco de la doctrina Monroe de EE.UU.

No obstante, Lavrov asegura que los planes estadounidenses para América Latina, a la que considera su patio trasero, han empezado a fallar, ya que “la región resultó ser más compleja y diversa que los cálculos simplistas de Washington” y, pese a las sanciones económicas no ha logrado nada ni en Venezuela ni en Nicaragua, entre otros países.

 

 

En otra parte de la entrevista, el canciller expone la visión de Rusia hacia el continente hemisférico: “Para nosotros América Latina y el Caribe es un área de la política exterior valiosa a su manera. No miramos la región a través del prisma de los intereses geopolíticos y no queremos que se convierta en un escenario de confrontación entre cualquiera”, ha destacado.

En este sentido, Lavrov ha señalado los intentos de EE.UU. para inculpar a Rusia por sus fracasos en la política, imponiendo sanciones, sobre todo, financieras, contra el país euroasiático.

La interferencia de Washington en los asuntos internos de otros países sigue hasta el momento y con más fuerza desde la llegada de Donald Trump a la Presidencia de EE.UU. Entre ellos, el Gobierno de Venezuela acusa a la actual Administración estadounidense de apoyar un golpe de Estado en su contra. En otro frente, las recientes protestas en distintos países de Latinoamérica fueron provocadas por los planes de Washington para derrocar a los líderes en desacuerdo con su política.

nkh/ncl/myd/hnb