• Un caza F-35 Lightning II de EE.UU. en pleno vuelo en un ejercicio militar, Utah (EEUU), 19 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 21 de septiembre de 2019 16:58

Rusia alaba sus sistemas antimisiles S-400 enviados a Turquía, señalando que pueden “desbancar fácilmente” los avanzados cazas estadounidenses F-35.

El Ministerio ruso de Defensa asegura que los Lockheed Martin F-35 Lightning II de EE.UU. “son invisibles únicamente para los contribuyentes estadounidenses y los clientes extranjeros” de estos cazas furtivos de quinta generación.

Los S-400 rusos, de hecho, “pueden desbancar fácilmente” a dichos cazas de combate estadounidenses, por lo que “la inquietud” del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) “no es vana”.

“La inquietud del Pentágono ante la posibilidad de que los sistemas antimisiles S-400 turcos desbanquen a sus F-35 no es vana”, se lee en un mensaje del Ministerio de Defensa de Rusia recogido el viernes por el portal local Pravda.

La publicación recuerda que el portal Defense News barajó en julio la posibilidad de que Ankara adquiriera “simultáneamente” los S-400 rusos y los F-35 estadounidenses.

La inquietud del Pentágono ante la posibilidad de que los sistemas antimisiles S-400 turcos desbanquen a sus F-35 no es vana”, se lee en un mensaje del Ministerio ruso de Defensa recogido por el portal local Pravda.

 

Turquía es el primer país miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que ha suscrito un contrato con Rusia para adquirir sus sistemas de defensa antiaérea, y esto no les ha gustado nada ni al bloque militar ni a EE.UU.

Ankara sostiene que necesita las armas rusas para defenderse de los “rebeldes” kurdos y terroristas, a quienes considera la principal amenaza a su soberanía territorial. Sin embargo, conforme a distintos analistas, el despliegue de los S-400 rusos en Turquía no estará exento de problemas, pues estos sistemas no se podrán integrar al resto de sistemas de defensa antiaérea del bloque militar occidental.

LEER MÁS: Turquía, dispuesta a dejar la OTAN en medio de tensiones por los S-400 rusos

Lo que le preocupa a EE.UU. es que, “si Turquía opera tanto con los F-35 como con los S-400, los rusos podrían hacerse con información crucial que les permitiría entender mejor las características del funcionamiento del avión y, por lo tanto, cómo poder abatirlo”, por ello trata de forzar a Ankara a anular el acuerdo que firmó con Moscú en 2017, amenazándola con sanciones, según los distintos analistas.

Sin embargo, ni las sugerencias ni las amenazas de EE.UU. han logrado impedir el proceso, ya que Turquía recibió el 15 de septiembre el segundo lote de S-400 rusos, tras recibir la primera parte de dichos sistemas entre el 12 y el 25 de julio.

ask/mkh/nii/

Comentarios