• La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova, habla en una rueda de prensa en Moscú.
Publicada: jueves, 5 de septiembre de 2019 9:47
Actualizada: jueves, 5 de septiembre de 2019 18:28

Rusia critica a la Unión Europea (UE) de intentar ampliar las sanciones en su contra, pese a reconocer que son destructivas y devastadoras para el bloque mismo.

“La farsa es que esto sucede no al margen, sino públicamente. Admiten que esto es destructivo y de hecho devastador para la propia Unión Europea, que ahora está lidiando con el Brexit y otros procesos”, ha declarado este jueves la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova, en una rueda de prensa.

El miércoles, la agencia rusa de noticias TASS, citando a un diplomático de la UE, anunció que los Veintiocho han acordado prolongar otros seis meses las sanciones contra individuos y entidades de Rusia que debían expirar el 15 de septiembre.

El funcionario, quien habló bajo condición de anonimato, también explicó que después de que el Consejo Europeo (CE) aprobara la medida sancionatoria la próxima semana, su texto se publicará en el Diario Oficial de la UE y así las sanciones entrarían en vigor.

“Prolongar las sanciones contra Rusia y sentir la presión de Washington, en particular en el ámbito de la cooperación energética con Rusia, es contraproducente para la propia UE”, ha reiterado Zajarova. 

La farsa es que esto sucede no al margen, sino públicamente. Admiten que esto es destructivo y de hecho devastador para la propia Unión Europea, que ahora está lidiando con el Brexit y otros procesos”, ha declarado la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova, en alusión a la posible decisión de la Unión Europea (UE) de prolongar otros seis meses las sanciones antirrusas.

 

No obstante, se trata de una decisión tomada por la UE, a pesar de las presiones ejercidas por Estados Unidos, por ello, los mismos europeos deben explicar el motivo de su media, ha subrayado la diplomática rusa.

Las relaciones entre Rusia y el Occidente se han deteriorado desde 2014 cuando Crimea se separó de Ucrania y se adhirió a Rusia a través de un referéndum en el que más del 96 por ciento de los habitantes de la península apoyó la incorporación a la Federación Rusa, un hecho que Bruselas considera “anexión ilegal”.

En el marco de esas mismas tensiones, la UE y ciertos países occidentales han seguido el ejemplo de Washington e impusieron varias rondas de sanciones contra Moscú.

LEER MÁS: EEUU planea endurecer sanciones antirrusas por crisis de Ucrania

LEER MÁS: Las sanciones a Rusia no se levantarán hasta que devuelva Crimea

Moscú, a su vez, declaró en repetidas ocasiones que respeta y acepta la decisión de los votantes, que expresaron de forma democrática y en plena conformidad con el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas su voluntad de pasar de Ucrania a formar parte de Rusia. Por su parte, el pasado abril, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, consideró “cerrada definitivamente” la unificación de Crimea a Rusia.

LEER MÁS: Putin: Crimea nunca volverá a ser parte de Ucrania

fdd/ncl/rba

Comentarios