• El presidente ruso, Vladimir Putin, asiste a una manifestación para apoyar su candidatura en las próximas presidenciales en Moscú, 3 de marzo de 2018.
Publicada: domingo, 11 de marzo de 2018 15:20

Tras las advertencias lanzadas por un diputado ucraniano sobre que todos los rusos que residen en Crimea deberán abandonar la península en un futuro, este domingo, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha tildado de ‘imposible’ cualquier circunstancia que resulte en el retorno de Crimea a Ucrania.

“Tales circunstancias no existen y nunca existirán”, ha aseverado el mandatario ruso durante una entrevista, al ser preguntado sobre si tales hechos pueden llegar a producirse en un momento dado.

“Todos los rusos tienen que saber que si tienen alguna intención en la península o —Dios no lo quiera— ya han establecido su residencia permanente en Crimea, se verán obligados a irse”, así se expresó hace unos días el diputado de la Rada Suprema de Ucrania y líder del Congreso del Pueblo Tártaro de Crimea (Mejlís) —proscrito en Rusia—, Refat Chubárov.

En una entrevista concedida a una cadena ucraniana, el parlamentario subrayó que este es el único escenario posible por el momento. Las declaraciones de Chubárov han provocado una oleada de críticas en Rusia y en la propia península.

Todos los rusos tienen que saber que si tienen alguna intención en la península o —Dios no lo quiera— ya han establecido su residencia permanente en Crimea, se verán obligados a irse”, advirtió el diputado de la Rada Suprema de Ucrania y líder del Congreso del Pueblo Tártaro de Crimea (Mejlís) —proscrito en Rusia—, Refat Chubárov.

 

Yuri Gempel, vicepresidente del Consejo Estatal de Crimea para Asuntos Internacionales, ha recalcado este domingo, por su parte, que las declaraciones del diputado ponen de relieve que “su marasmo se está intensificando”, para después considerar que Chubárov y muchos de sus correligionarios son un sector cuyo “tiempo político pasó”.

“Para poder mantenerse más tiempo en la política ucraniana han tenido que mostrar abiertamente su marasmo”, ha sostenido Gempel.

Anteriormente, el diputado por Crimea y vicepresidente del Comité de la Cámara Baja del Parlamento de Rusia para las nacionalidades, Ruslán Balbek, había indicado que el Congreso del Pueblo Tártaro es apoyado por Kiev y tiene por meta desestabilizar la situación en Crimea.

A su vez, las autoridades de la península están convencidas de que fueron los dirigentes del Mejlís —Refat Chubárov, Mustafá Dzhemílev y Lenur Isliámov— quienes iniciaron el bloqueo energético y alimentario al que está sometida Crimea desde septiembre de 2015.

Crimea se separó de Ucrania y se anexó a Rusia tras celebrar en marzo de 2014 un referéndum en el que más del 96 por ciento de los votantes apoyó esta opción. Sin embargo, Kiev, así como la Unión Europea (UE), Estados Unidos y sus aliados, no reconocieron la anexión y consideran que la península de Crimea es un territorio ocupado.

tmv/anz/mkh/hnb