• El presidente de Rusia, Vladimir Putin (dcha.) y su canciller, Serguéi Lavrov, en una reunión en el Kremlin, Moscú, 23 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 18 de febrero de 2019 6:44

Rusia considera que la nueva ronda de sanciones de EE.UU. carece de “sentido” y promete dar una respuesta simétrica.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, señala que las venideras sanciones de EE.UU. contra Rusia tienen tan poco sentido “como las anteriormente impuestas”.

“No hice ninguna advertencia, solo señalé que esto [la nueva ronda de sanciones antirrusas] carece de sentido, nada más. Dije que el objetivo de esta medida no está claro. Si ellos [los estadounidenses] no han entendido que las sanciones no funcionan, lo siento por ellos”, precisó Lavrov en una entrevista concedida el domingo a la televisión local.

Aunque el jefe de la Diplomacia rusa descartó implícitamente que Moscú planee responder a estos nuevos embargos, el asesor del Kremlin, Yuri Ushakov, aseguró al mismo medio ruso que Moscú contempla represalias contra la nueva medida antirrusa de EE.UU. y el nivel dependerá del de las sanciones.

Ushakov advirtió, asimismo, que no prevé pronta mejoría en las relaciones bilaterales con Washington. “En mi criterio, las cosas ya son suficientemente malas, por lo que no se contemplan perspectivas [para mejorar los lazos bilaterales]. Vamos a ver cómo serán las sanciones y entonces decidiremos cómo responder”, argumentó el asesor del Kremlin.

No hice ninguna advertencia, solo señalé que esto [la nueva ronda de sanciones antirrusas] carece de sentido, nada más. Dije que el objetivo de esta medida no está claro. Si ellos [los estadounidenses] no han entendido que las sanciones no funcionan, lo siento por ellos”, precisa el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

 

Un grupo de legisladores estadounidenses impulsó el pasado 12 de febrero un nuevo proyecto de ley para obligar a la Administración del presidente Donald Trump a aprobar nuevas medidas restrictivas contra Moscú.

Las sanciones apuntan a los bancos y a las compañías rusas implicadas en proyectos de energía en otros países, así como a 24 agentes del Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia debido al incidente de noviembre entre Rusia y Ucrania en el estrecho de Kerch, límite entre el mar Negro y el de Azov.

La Armada rusa requisó el 25 de noviembre de 2018 tres navíos militares ucranianos por violar la estratégica zona de Kerch, situada entre la península de Crimea (reincorporada en 2014 a la Federación de Rusia) y el sureste de Ucrania (escenario de un conflicto que enfrenta a Ucrania y a los independentistas).

El Kremlin, que calificó el incidente naval con Ucrania de “provocación muy peligrosa”, culpa a EE.UU. del encontronazo.

ask/mkh/nii/

Comentarios