• El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, durante una rueda de prensa en Ginebra, 28 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 28 de noviembre de 2018 18:17

Rusia critica que EE.UU. contribuya a las provocaciones de Kiev tras el incidente del domingo en el mar Negro que acabó con la detención de 3 buques ucranianos.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha criticado hoy miércoles los llamamientos de Washington a no aliviar las sanciones a Rusia en relación con el incidente del mar Negro, como muestra de la intervención estadounidense en el caso.

“Esto, por supuesto, refleja la intención de Washington de tolerar todas las acciones del régimen de Kiev, incluso de incitarlo a actos de provocación. Es muy lamentable”, ha dicho Lavrov.

Estas declaraciones se enmarcan en la reciente escalada de tensiones entre Moscú y Kiev después de que la Armada rusa requisara tres navíos militares ucranianos por violar el estrecho de Kerch, en la estratégica zona del mar de Azov, situado entre Crimea (anexionada en 2014 a Moscú) y el sureste de Ucrania (escenario de un conflicto que enfrenta a Ucrania y a los independentistas).

El jefe de la Diplomacia rusa ha reiterado además que hay demasiados hechos que apuntan a que Washington y algunos países europeos están dispuestos a plegarse a cualquier “capricho” de Kiev.

Esto, por supuesto, refleja la intención de Washington de tolerar todas las acciones del régimen de Kiev, incluso incitarlo a acciones provocativas, es muy lamentable”, dice el canciller ruso, Serguéi Lavrov, en alusión a los intentos de Washington de ampliar sanciones antirrusas.

Lavrov ha hecho estas consideraciones después de que el enviado estadounidense para Ucrania, Kurt Volker, manifestara el interés de Washington en que sus aliados europeos consideren seriamente la posibilidad de ampliar las sanciones a Rusia por el incidente del estrecho de Kerch.

“Me gustaría mucho que el enviado estadounidense para Ucrania, Volker, desempeñe su papel como representante que pretende lograr una solución entre las partes en conflicto, ante todo entre Kiev y Donetsk y Lugansk”, ha añadido el ministro.

Después del incidente, la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania aprobó la imposición de la ley marcial por 30 días en las zonas situadas a lo largo de la frontera rusa, del sector de Transnistria de la frontera entre Ucrania y Moldavia, y también a lo largo de la costa de los mares Negro y de Azov. 

Ucrania ha pedido ayuda internacional para “defender su integridad territorial” y contener a Rusia, como puede verse en un comunicado del Ministerio de Exteriores ucraniano en el que se exige también a Moscú que devuelva los tres barcos apresados, amarrados actualmente en el puerto de Kerch.

El Kremlin, que calificó el incidente naval con Ucrania de “provocación muy peligrosa”, ha defendido las acciones de sus guardacostas subrayando que actuaron en conformidad con el derecho.

alg/mla/mnz/mjs

Comentarios