• El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, inspecciona una parada de recibimiento en Nueva Delhi (capital india), 13 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 5 de febrero de 2019 14:05
Actualizada: martes, 5 de febrero de 2019 17:09

Rusia anuncia planes para desarrollar nuevos misiles Kalibr e hipersónicos en respuesta a la retirada de EE.UU. del tratado de desarme nuclear INF.

“En el período de 2019 a 2020 tenemos que desarrollar una versión terrestre del sistema naval de misiles de crucero Kalibr”, ha declarado este martes el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú.

En declaraciones ofrecidas en Moscú (la capital rusa), Shoigú ha subrayado que Rusia fabricará también un sistema terrestre dotado de un misil hipersónico de largo alcance, según recoge la agencia estatal local de noticias TASS.

El alto cargo castrense ruso ha puesto de relieve que estas medidas se deben a que, desde el 2 de febrero, EE.UU. suspendió el cumplimiento de sus obligaciones en virtud del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés).

Al mismo tiempo, ha proseguido, EE.UU. está trabajando activamente para desarrollar misiles terrestres con un alcance de tiro de más de 500 kilómetros, cuestión que no se ciñe a las restricciones contractuales establecidas bajo el Tratado INF.

En el período de 2019 a 2020 tenemos que desarrollar una versión terrestre del sistema naval de misiles de crucero Kalibr”, declara el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú.

 

Por otro lado, Shoigú ha insistido en la necesidad de aumentar el rango de los sistemas de misiles basados en tierra que se están desarrollando en la actualidad, antes de señalar que el uso de misiles basados en el mar y lanzados desde el aire, en su versión terrestre, “reducirá significativamente el tiempo de fabricación” de nuevas armas y su financiación.

Rusia ha denunciado ya en reiteradas ocasiones la ilegalidad de la retirada de EE.UU. del Tratado INF —suscrito en 1987 entre la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y EE.UU.—, y amenazado con tomar medidas recíprocas.

El sábado, el Ministerio de Defensa de Rusia reveló la imagen satelital de una planta de la compañía militar estadounidense Raytheon, donde, afirmó, “comenzaron en 2017 los preparativos para fabricar misiles prohibidos por el aludido tratado”.

El Tratado INF obligó a las dos partes firmantes —Rusia y EE.UU.— a eliminar todos los misiles, tanto nucleares como convencionales, que tuvieran un alcance de entre 500 y 1000 kilómetros y de entre 1000 y 5500 kilómetros. Por tanto, varios analistas advierten que la retirada de Washington del referido convenio servirá de detonante para una nueva carrera armamentística en el mundo.

fmk/anz/ftm/alg

Comentarios