• El empresario ruso Víctor Bout (centro), escoltado por agentes estadounidenses tras haber llegado a Nueva York, 16 de noviembre de 2018. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 28 de diciembre de 2018 2:52
Actualizada: viernes, 28 de diciembre de 2018 10:58

Un detenido ruso en EE.UU. revela que defensores públicos le prometieron su liberación y regularizar la situación de su familia, si testificaba en contra del Kremlin.

El empresario ruso Víctor Bout, que cumple una pena de prisión en Estados Unidos, ha asegurado este jueves que no manchará la reputación de Rusia a cambio de un acuerdo con el sistema judicial estadounidense, que, a su juicio, es “sordo y ciego”.

Los defensores públicos estadounidenses decían que yo debía hablar de la “corrupción” del Kremlin a cambio de mi liberación y una tarjeta de residencia para mi familia, pero “les respondí, ¿cómo voy a hablar de algo que no existe?”, ha señalado Bout a través de una conversación telefónica.

Bout ha proseguido diciendo que los abogados estadounidenses le han hecho “en numerosas ocasiones” diferentes tipos de “ofertas” y “opciones” no solo a él, sino a su familia.

Así es su política, su Policía no trabaja para investigar, sino para capturarle a uno y después empieza a presionar”, ha denunciado el empresario ruso Víctor Bout, encarcelado en EE.UU. desde 2008.

 

“Así es su política, su Policía no trabaja para investigar, sino capturarle a uno y después empieza a presionar”, ha denunciado el detenido ruso, citado por los medios locales.

El acusado ha asegurado que volverá “pronto” a su país, aunque no ha habido negociaciones sobre la posibilidad de un intercambio de prisioneros con las autoridades estadounidenses, ha reconocido.

Bout, que cumple una condena de 25 años por supuesto tráfico de armas y hacer entregas a grupos considerados “terroristas” por Washington, fue detenido en 2008 en Tailandia a petición de Washington.

ask/ctl/fdd/rba

Comentarios