• Un avión estadounidense de patrulla marítima Poseidon-8.
Publicada: jueves, 25 de octubre de 2018 13:57
Actualizada: jueves, 25 de octubre de 2018 14:52

Moscú denuncia que un avión espía estadounidense controlaba un grupo de drones que intentaron atacar la base aérea rusa de Hmeimim, en el oeste de Siria.

El viceministro ruso de Defensa, Alexander Fomin, ha desvelado que en el intento de ataque contra la base de Hmeimim, en la provincia noroccidental de Latakia, participaron “trece aviones no tripulados que avanzaban bajo un mismo mando en el preciso momento en que un avión espía P8-Poseidon sobrevolaba el Mediterráneo”.

Durante su intervención en el Foro Internacional de Seguridad celebrado este jueves en Pekín (capital china), Fomin ha explicado que los drones pueden operar automáticamente o de forma manual si hay interferencias. 

En el caso del manejo manual suele hacerlo “un aparato moderno como el P8-Poseidon, y precisamente esa aeronave se hizo cargo de los drones”, ha agregado el funcionario ruso sobre el ataque, del que no ha dado fecha.

La defensa antiaérea rusa en la base consiguió “destruirlos a todos”, ha señalado Fomin, antes de llamar a Estados Unidos a cesar este tipo de acciones.

(En el intento del ataque de EE.UU. a la base rusa de Hmeimim, en Siria, participaron) “trece aviones no tripulados que avanzaban bajo un mismo mando en el preciso momento en que un avión espía P8-Poseidon sobrevolaba el Mediterráneo”, declara el viceministro ruso de Defensa, Alexander Fomin.

 

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha expresado en la misma jornada su preocupación por el intento de ataque con drones dirigidos por un avión espía estadounidense contra la base rusa en Siria y lo ha tachado de “alarmante”.

“Es una información alarmante y que no quede duda de que nuestros militares sacarán las conclusiones”, ha declarado el vocero presidencial ruso a los periodistas, citado por la agencia local de noticias Russia Today (RT).

La base de Hmeimim es blanco de frecuentes ofensivas con aparatos aéreos no tripulados. El 6 de enero, grupos armados lanzaron un ataque masivo contra la instalación militar de Rusia, pero fue neutralizado por los militares rusos que consiguieron destruir o dañar siete drones y hacerse con el control de otros seis.

Tras el incidente, Moscú reveló que durante el referido ataque con drones lanzado por los terroristas contra las instalaciones militares de Rusia en Siria, un avión espía de EE.UU. sobrevolaba las bases rusas de Hmeimim y Tartus (en la provincia costera de Latakia).

fmk/ktg/krd/mjs

Comentarios