• La jefa del Senado de Rusia, Valentina Matvienko (Izq), y el presidente del Gobierno ruso, Vladimir Putin.
Publicada: miércoles, 16 de mayo de 2018 9:12
Actualizada: jueves, 17 de mayo de 2018 6:25

Estados Unidos no presentó ningún argumento serio a favor de retirarse del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), y si todos los firmantes de ese pacto se unen al bloqueo económico de EE.UU. contra Irán, será el inicio de una guerra comercial, alerta Rusia.

Declaraciones realizadas este miércoles por la jefa del Senado de Rusia, Valentina Matvienko, a la agencia de noticias local Sputnik, al referirse sobre la decisión hecha el día 8 de este mes en curso por el presidente estadounidense, Donald Trump, de retirar a Washington del mencionado acuerdo suscrito en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Rusia, Francia y China, más Alemania).

“Si los países firmantes se rinden bajo presión de EE.UU., aceptan las sanciones extraterritoriales que se aplicarían no solo contra Irán, sino también contra las empresas que cooperan con Irán, sería una catástrofe, se desataría una verdadera guerra económica y comercial”, ha afirmado la alta funcionaria rusa, aunque ha expresado la esperanza de que esto no suceda y que todas las partes del acuerdo mantengan sus compromisos.

Asimismo, se ha preguntado cuál sería la razón para la retirada de Washington del acuerdo. “Pero el mundo no escuchó ni un solo argumento serio por qué este acuerdo debería descartarse, aparte de las afirmaciones de que es malo y que fue firmado por el anterior (mandatario estadounidense) presidente Barack Obama”, ha añadido Matvienko.

Si los países firmantes (del acuerdo nuclear con Irán), se rinden bajo presión de EE.UU., aceptan las sanciones extraterritoriales que se aplicarían no solo contra Irán, sino también contra las empresas que cooperan con Irán, sería una catástrofe, se desataría una verdadera guerra económica y comercial”, ha afirmado la presidenta del Senado de Rusia, Valentina Matvienko.

 

Entre tanto, Irán hace énfasis en que la retirada de Washington del pacto nuclear contradice la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y que no es un acuerdo bilateral. El Reino Unido, Francia y Alemania han preparado un conjunto de sugerencias para salvar el pacto con Teherán, que recalca que el contenido del acuerdo no puede ser modificado ni renegociado.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, ya había fijado un “plazo limitado” a Europa para esclarecer su postura respecto al convenio nuclear, especificando que Teherán permanecerá en el tratado a condición de que pueda aprovecharse completamente de sus beneficios.

Por su parte, Moscú ha reafirmado su disposición para cumplir el acuerdo nuclear con Irán, pese a la salida de Washington, a la vez que el presidente ruso, Vladimir Putin, ha pedido a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) adoptar un enfoque tan imparcial y profesional como sea posible.

aaf/rha/msf

Comentarios