• La primera ministra británica, Theresa May, ofrece una rueda de prensa en Londres (capital), 14 de abril de 2018.
Publicada: martes, 17 de abril de 2018 2:16
Actualizada: martes, 17 de abril de 2018 5:30

Rusia aseguró el lunes que tiene pruebas de que el Reino Unido es el responsable directo de haber fabricado un montaje sobre el presunto ataque químico en Duma, en la región de Guta Oriental, al este de Damasco (la capital de Siria), para presentarlo como obra del ejército sirio.

El representante ruso ante la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), Alexander Shulgin, indicó que Moscú cuenta con pruebas indiscutibles de que Londres estuvo detrás de la teatralización del supuesto ataque, con el cual justificaron una agresión a Siria.

“No se trata de una versión muy probable, como suele repetir el Occidente en el caso del envenenamiento del doble agente Serguéi Skripal, en esta ocasión, podemos mostrar las pruebas en nuestro poder de la complicidad del Reino Unido”, declaró el funcionario ruso ante la OPAQ.

Shulgin añadió que los inspectores de la referida entidad, deben inspeccionar la zona de Duma, donde se produjo un ataque con gas cloro, como difundió la organización Cascos Blancos, vinculada con grupos terroristas.

No obstante, cuestionó el representante ruso, la inspección se produce después que Estados Unidos, Francia y Reino Unido agredieran a Siria, en la madrugada del sábado, con el anunciado propósito de destruir instalaciones de producción de armas químicas, para lo cual emplearon como pretexto el presunto incidente en Duma.

No se trata de una versión muy probable, como suele repetir el Occidente en el caso del envenenamiento del doble agente Serguéi Skripal, en esta ocasión, podemos mostrar las pruebas en nuestro poder de la complicidad del Reino Unido”, declaró el representante ruso ante la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), Alexander Shulgin.

 

Al respecto, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, señaló que primero se produjo un castigo contra Siria y luego se permitió a los inspectores hacer su trabajo. El resultado tras el castigo lo determinarán Washington, París y Londres, reiteró.

En este contexto, el Ministerio de Defensa de Rusia reveló el 13 de abril en un vídeo que las imágenes del presunto ataque químico en Duma no son más que un montaje de los llamados Cascos Blancos, que trabajan bajo el liderazgo del Gobierno británico.

mtk/ncl/ask/hnb

Comentarios