• El presidente de EE.UU., Barack Obama, ofrece un discurso en el jardín sur de la Casa Blanca.
Publicada: miércoles, 10 de junio de 2015 10:35
Actualizada: domingo, 9 de julio de 2017 4:38

El presidente de EE.UU., Barack Obama, arremetió el martes contra su par ruso, Vladimir Putin, y alegó que el jefe de Estado de Rusia desea recrear la Unión Soviética.

El mandatario estadounidense formuló estas declaraciones en la ceremonia de la clausura de la cumbre del Grupo de los Siete (G7) en Alemania, donde afirmó que el presidente de Rusia está destruyendo la economía del país euroasiático.

"¿Continuará arruinando la economía de su país y continuará el aislamiento de Rusia en la búsqueda de un deseo equivocado de recrear las glorias del imperio soviético?", recalcó Obama.

Durante su discurso frente a los líderes occidentales se preguntó ¿O reconocerá que la grandeza de Rusia no depende de la violación de la integridad territorial y la soberanía de otros países?

Las tensiones entre Occidente y Rusia han aumentado luego de la intensificación de la crisis ucraniana que hasta el momento ha dejado un saldo de más de 6000 muertos y miles de heridos, además de minas sin explotar en el territorio ucraniano que han matado al menos 42 niños.

Los países occidentales acusan a Rusia de estar detrás de la crisis que azota a Ucrania, una falsa alegación que en reiteradas ocasiones fue rechazada por las autoridades de Moscú.  

El G7 era conocido como G8 y Rusia era uno de los miembros del grupo, empero, las acusaciones del Occidente de que Rusia está implicada en el conflicto del este de Ucrania resultaron en la exclusión de Moscú de este grupo.

Desde 2014 que se desató la crisis ucraniana, los países occidentales para aislar a Rusia han impuesto varias rondas de sanciones contra Rusia y diariamente amenazan con endurecer las restricciones.

En su último acto de amenaza, en la jornada del domingo, los líderes del G7 una vez más insistieron en mantener las sanciones antirrusas y calificaron de imposible el próximo regreso de Rusia al G7.

El mandatario ruso, quien llegó a Italia el martes con el fin de reunirse con las autoridades del país europeo y también con el Papa Francisco, tiene previsto abordar asuntos relacionados con la crisis de Ucrania, coyuntura que ha causado el deterioro de las relaciones de Moscú y algunos de los países occidentales.

mno/ktg/nal

Comentarios