• Serguei Riabkov, vicecanciller ruso.
Publicada: martes, 28 de febrero de 2017 18:49

Rusia recuerda que las relaciones con Estados Unidos están en su peor momento desde la Guerra Fría y culpa de ello a la anterior Administración de Barack Obama.

"El estado actual de las relaciones entre Rusia y los Estados Unidos, como todos sabemos, para decirlo suavemente, deja mucho que desear. No es exagerado decir que nuestras relaciones hoy en día están, en realidad, en su peor momento desde después de la Guerra Fría", ha recordado este martes el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Riabkov, al intervenir en una mesa redonda sobre las relaciones ruso-estadounidenses en la Cámara baja rusa.

El funcionario culpa al expresidente estadounidense Barack Obama y su equipo, de haber destruido casi por completo y en un corto período de tiempo una cooperación "construida gradualmente" desde hace años, además de haber reconducido la relación hacia una "tensión y confrontación" contra Moscú mucho antes de la crisis ucraniana.

El estado actual de las relaciones entre Rusia y los Estados Unidos, como todos sabemos, para decirlo suavemente, deja mucho que desear. No es exagerado decir que nuestras relaciones hoy en día están, en realidad, en su peor momento desde después de la Guerra Fría", ha recordado el viceministro de Exteriores de Rusia, Serguei Riabkov.

Al recordar las "acusaciones difamatorias" presentadas por EE.UU. durante sus elecciones presidenciales en noviembre de 2016 sobre la supuesta interferencia rusa, Riabkov ha indicado que el Gobierno de Obama actuó sin sentido común y "provocó una histeria rusofóbica".

En este sentido, ha añadido que los que se oponen al presidente estadounidense, Donald Trump, quien en varias ocasiones expresó una actitud más conciliadora hacia Rusia, continúan alimentando la rusofobia en un intento por desacreditarla.

 

Aunque ha asegurado que esta estrategia puede llevar a un mayor empeoramiento de las relaciones que se encuentran "en escombros", ha señalado que Moscú espera que Washington "deje a un lado los intentos de chantaje" y que saque conclusiones definitivas cuando Trump se asiente.

Por otra parte, ha recordado también el "afán" de EE.UU. por aplicar sanciones a Rusia. Y es que desde el 2014 Washington aplicó y amplió sanciones de toda clase al país euroasiático en más de 30 ocasiones, hasta el punto de que actualmente figuran 172 ciudadanos y 350 entidades rusas en la lista negra.

Las relaciones entre Moscú y Washington se deterioraron en 2014 tras el estallido de la crisis ucraniana y la adhesión de Crimea a Rusia. El Gobierno de Obama impuso varios paquetes de sanciones unilaterales a Rusia por su supuesto papel en el conflicto interno ucraniano.

snr/anz/alg/rba

Comentarios