• El representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Amir Said Iravani.
Publicada: jueves, 19 de enero de 2023 15:03
Actualizada: jueves, 19 de enero de 2023 19:16

Irán urge a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a tomar medidas inmediatas para apoyar a Palestina ocupada y poner fin a los crímenes de Israel.

El representante permanente de Irán ante la ONU, Amir Said Iravani, criticó duramente el silencio de las Naciones Unidas sobre los crímenes del régimen israelí y dijo que el organismo mundial debe actuar de inmediato para apoyar al pueblo palestino.

Iravani hizo sus declaraciones el miércoles durante un debate abierto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) sobre la situación en Asia Occidental, incluida la cuestión palestina, diciendo que “la simpatía por sí sola no es suficiente”.

Agregó que las políticas opresivas, expansionistas y de apartheid del régimen israelí contra los palestinos continuaron sin cesar en 2022, y el pueblo palestino, en particular las mujeres y los niños, enfrentan una pobreza severa y la violación de sus derechos básicos.

 

“El régimen de Israel ha cometido atrocidades en los territorios ocupados palestinos sin rendir cuentas durante más de 70 años”, subrayó el alto funcionario iraní y enfatizó que “el conflicto en Palestina ocupada solo puede resolverse si se pone fin a la ocupación y se reconocen, apoyan y protegen plenamente los derechos inalienables del pueblo palestino”.

Asimismo, destacó que hasta cuando “el Consejo de Seguridad permanezca en silencio, es imposible hacerlo”.

“El Consejo de Seguridad tiene el deber de seguir comprometido con la Carta de la ONU y mantener la paz y la seguridad internacionales”, señaló poniendo énfasis en que el Consejo debe utilizar todos los medios legales para responsabilizar al régimen israelí por todos los crímenes que ha cometido hasta ahora.

En otra parte de sus declaraciones, indicó que la incursión del régimen israelí en el complejo de la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds (Jerusalén), a principios del mes en curso, violó la santidad y los ritos de adoración de la mezquita y fue una provocación descarada de los sentimientos musulmanes.

El 3 de enero del año en curso, el ministro de seguridad nacional israelí, el ultraderechista, Itamar Ben Gvir, desafió las advertencias de la Resistencia palestina y realizó una polémica visita a la Explanada de las Mezquitas en Al-Quds (Jerusalén), a la que los israelíes llaman Monte del Templo. Desde ahí prometió abrir el recinto a los judíos.

nfg/jay/rba