• Petrolero griego incautado, anclado en la isla de Evia, Grecia, 19 de abril de 2022. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 28 de mayo de 2022 1:13

El rápido movimiento de Irán para incautar dos petroleros griegos en aguas del Golfo Pérsico ha creado un gran revuelo entre los usuarios de redes sociales.

Mediante un comunicado, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán ha informado este viernes de la incautación de dos petroleros griegos por haber cometido violaciones en las aguas del Golfo Pérsico.

La medida se ha producido días después de que un buque con petróleo iraní fue capturado por Grecia en sus aguas territoriales, bajo la presión de Estados Unidos, que luego transfirió el cargamento a su territorio.

Los incidentes han causado una amplia ola de comentarios en las redes sociales, incluso un gran número de usuarios ha considerado la decisión del país persa como una “política de ojo por ojo”, frente al acoso de Occidente en su contra.

Los amigos griegos deben darse cuenta de que todo comenzó con su Gobierno haciendo todo lo posible para cumplir la orden de Washington de robarle el petróleo a Irán”, ha escrito un usuario de la red social Twitter, destacando que Grecia podría haber actuado “de manera más inteligente”.

Lo que se siembra, se cosecha”, ha opinado Fereshteh Sadeqi, una usuaria en Twitter, subrayando que lo que enojó a Teherán y llevó a la incautación de los barcos griegos fue la “transferencia del petróleo iraní a EE.UU.”

Otra usuaria, identificada como Leyla, ha enfatizado que “Grecia se ha olvidado de que la oligarquía criminal globalista occidental no es una amiga real”, pues, a su juicio, la “Grecia títere” olvidó que sus propios barcos navegaban en las aguas de Irán.

Mientras tanto, Kudzai Mutisi, un conferencista de Sudáfrica, al alabar esta toma de medida por Irán, ha puesto de relieve que esto es lo que le gusta sobre los iraníes: “No abandonan fácilmente las cosas”, ha escrito.

Los buques de bandera griega confiscados por Irán son Delta Poseidon y Prudent Warrior. Según los informes, al menos 9 ciudadanos griegos a bordo de las embarcaciones se encuentran bajo la custodia del CGRI. Los funcionarios iraníes aún no han comentado al respecto.

Mohamad Marandi, analista político iraní de alto rango ha declarado a la cadena Press TV que, al confiscar los petroleros de bandera griega, Teherán tiene la intención de enviar un mensaje a Washington y sus aliados, “advirtiéndoles que no dañen el comercio de petróleo del país persa”.

Irán acusó el miércoles de “piratería” a Grecia por retener el barco de bandera iraní y tachó de “inaceptable” la rendición de Atenas a las presiones ilegales de Estados Unidos.

De este modo, el país persa ha exigido este viernes a Washington que libere pronto el barco detenido y devuelva al país su cargamento de petróleo confiscado, debido a que su acción constituye una violación flagrante de las leyes y reglamentos internacionales del Derecho del Mar.

sar/ctl/rba