• El portavoz de la Cancillería de Irán, Said Jatibzade, durante una rueda de prensa en Teherán, capital iraní, 18 de abril de 2022. (Foto: FARS)
Publicada: sábado, 7 de mayo de 2022 5:04

Irán condena el continuo asalto de los sionistas a la Mezquita Al-Aqsa y apoya la lucha contra el régimen de “apartheid” como el derecho legítimo palestino.

El portavoz de la Cancillería iraní, Said Jatibzade, ha condenado este sábado el nuevo y continuo asalto de los sionistas a la Mezquita Al-Aqsa en Al-Quds (Jerusalén) y los “ataques brutales” de las fuerzas israelíes contra los fieles palestinos.

“La ocupación y los ocupantes están en declive y la lucha contra los usurpadores de Al-Quds y de Palestina es el derecho natural, legítimo y legal del pueblo palestino”, ha resaltado.

En alusión a la intensificación de las agresiones y las medidas brutales del régimen de “apartheid” de Israel en los territorios ocupados palestinos, el portavoz iraní ha llamado a las naciones, los Gobiernos y las organizaciones regionales e internacionales a ayudar al pueblo palestino a defenderse y combatir a los ocupantes sionistas.

 

Al tiempo que ha subrayado la necesidad de la unidad del mundo islámico para defender Palestina y salvar la Mezquita Al-Aqsa, Jatibzade ha calificado la normalización de las relaciones con el régimen del apartheid israelí como un factor que fomenta e intensifica la violencia de los sionistas en los territorios palestinos ocupados.

El jueves, las fuerzas israelíes y cientos de los colonos volvieron a agredir la Mezquita Al-Aqsa y se enfrentaron con los palestinos tras una convocatoria provocativa con motivo de conmemorar el aniversario de la expulsión de los palestinos de sus tierras, un hecho que tuvo lugar el 15 de mayo de 1948.

Durante las últimas semanas, los colonos israelíes, protegidos por las fuerzas del régimen, han irrumpido en varias ocasiones en la sagrada Mezquita Al-Aqsa para llevar a cabo “recorridos provocativos” en los patios de la mezquita.

Los grupos de la Resistencia palestina han advertido a Israel de que Al-Aqsa es una “línea roja” y que el pueblo palestino no permanecerá en silencio ante los continuos ataques de Israel a sus lugares sagrados.

tmv/mkh