• El portaaviones estadounidense USS Abraham Lincoln y el buque de asalto anfibio navegan en el mar Arábigo, 17 de mayo de 2019.
Publicada: miércoles, 29 de julio de 2020 14:55

El Líder de Irán arremete contra la presencia militar de EE.UU. en la región, al denunciar que genera “inseguridad” y “destrucción” en Asia Occidental.

La presencia de EE.UU. en la región del Asia Occidental perjudica a las naciones de esta región y causa inseguridad, destrucción y subdesarrollo en los países”, ha indicado este miércoles el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

Las declaraciones del Líder de Irán se producen casi una semana después de que señalara durante su encuentro en Teherán con el primer ministro iraquí, Mustafa al-Kazemi, que Estados Unidos es el “verdadero enemigo y se opone a un Irak independiente”, y que “la presencia de EE.UU. en cualquier país origina corrupción, destrucción y devastación”.

En un mensaje emitido con motivo de la peregrinación anual del Hach, el también comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Irán señaló que Irán considera como “hermanas” a todas las naciones musulmanes y que “actúa bondadosamente y justo” con otros países no musulmanes que se han unido al “frente opuesto”.

 

“Consideramos nuestros los problemas y la tristeza de las comunidades islámicas y nos esforzamos por resolverlos. Ayudar a Palestina oprimida, solidarizar con un Yemen herido y los problemas de los musulmanes oprimidos en cualquier parte del mundo absorbe toda nuestra atención”, ha recalcado.

El Líder de la Revolución Islámica además ha aprovechado la ocasión para mostrar su repudio a la normalización de relaciones entre ciertos países árabes con el régimen de Israel, al advertir a sus gobernantes de las “amargas consecuencias” de sus medidas.

“Aquellos que aceptan la supervivencia del régimen usurpador y opresor sionista y les tienden una mano de amistad abierta o clandestinamente, les aconsejo y alerto de las amargas secuelas de estos comportamientos”, ha insistido.

En los últimos años, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin, olvidando la causa palestina y los crímenes israelíes contra los árabes, han normalizado reuniones con visitas de funcionarios israelíes a sus respectivos países, hechos que han sido condenados por sus propios ciudadanos y la nación palestina.

mjs/rha/hnb/rba