• Irán denuncia pasividad de ONU ante estado precario de Al-Zakzaky
Publicada: martes, 24 de diciembre de 2019 18:54
Actualizada: martes, 24 de diciembre de 2019 19:28

El secretario de la Asamblea Mundial de Ahlul Bait llamó a las organizaciones internacionales como la ONU atender el caso del líder nigeriano el sheij Al-Zakzaky.

Irán condena rotundamente la violencia y el terror en cualquier parte del mundo, sea contra musulmanes o no musulmanes. Son declaraciones del secretario de la Asamblea Mundial de Ahlul Bait (P), Reza Ramezani, en una rueda de prensa celebrada en Teherán (la capital de Irán) con ocasión del cuarto aniversario del desastre de Zaria, una ciudad al noroeste de Nigeria.

Ramezani se refirió a la personalidad pacífica y reformista del líder nigeriano el sheij Ibrahim al-Zakzaky, quien tiene muchos seguidores entre musulmanes y no musulmanes, busca la unidad del mundo del Islam, el dialogo entre religiones y rechaza la discrepancia entre escuelas islámicas.

El sheij Al-Zakzaky y su esposa fueron detenidos en diciembre de 2015, tras una violenta redada policial en su residencia, en la ciudad norteña de Zaria. El estado de salud del clérigo chií es grave debido a las limitaciones a las que le somete el gobierno.

Las organizaciones internacionales siguen insistiendo al Gobierno nigeriano para devolver al clérigo musulmán sus derechos mínimos y que sea atendido en un hospital.

Al-Zakzaky perdió la vista debido a la falta de atención médica. Los médicos encontraron altos niveles de plomo y cadmio en su sangre, por lo que resulta necesario que el clérigo, de 66 años, sea atendido en un hospital. Si bien viajó el pasado agosto a La India para recibir atención médica, se vio obligado a regresar por los obstáculos que Nigeria generó en el proceso de su tratamiento.

El clérigo Al-Zakzaky, el líder del Movimiento Islámico de Nigeria (IMN, por sus siglas en inglés), encabezaba diferentes instituciones, las cuales se dedicaban a ayudar a los huérfanos, necesitados y resolver daños sociales, siendo una oportunidad para crear reformas sociales en Nigeria.

El pueblo nigeriano ha realizado varias manifestaciones pidiendo la liberación inmediata del sheij Al-Zakzaky, no obstante fue reprimido por parte de fuerzas de seguridad.

Samaneh Kachui, Teherán.

mhn/rba