• Daños causados al petrolero iraní Sabiti por un ataque en el mar Rojo.
Publicada: lunes, 14 de octubre de 2019 13:50
Actualizada: lunes, 14 de octubre de 2019 18:39

Salen a la luz una serie de imágenes del petrolero iraní atacado en circunstancias sospechosas en aguas de la costa de Arabia Saudí.

La Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NITC, por sus siglas en inglés) ha publicado este lunes fotos que muestran los daños causados al buque iraní Sabiti, que el viernes sufrió un ataque en el mar Rojo.

Una de las fotos evidencia dos agujeros en la escotilla del petrolero. Otras revelan la tripulación a bordo del buque, así como tomas en primer plano de los agujeros.

El presidente de la Organización de Puertos y Navegación de Irán, Mohamad Rastad, ha anunciado este mismo lunes que la acción oportuna de los marineros presentes en el petrolero evitó nuevos derrames y contaminación. En los próximos 9 días, Sabiti ingresará al puerto de Bandar Abás, sita en la provincia sureña de Hormozgan, ha agregado.

Daños causados al petrolero iraní Sabiti por un ataque en el mar Rojo.

 

También ha explicado que el navío ha llegado al estrecho de Bab el-Mandeb y pronto ingresará al golfo de Adén (en el océano Índico), desde donde llegará vía el norte del océano Índico al estrecho de Ormuz y luego a Bandar Abás.

Conforme ha indicado Rastad, el buque contiene 140 000 toneladas de petróleo y las autoridades de Irán están investigando el motivo del incidente, así como los agujeros en la escotilla del barco.

Daños causados al petrolero iraní Sabiti por un ataque en el mar Rojo.

 

La tripulación del petrolero iraní Sabiti que sufrió un ataque en el mar Rojo.

 

La Organización de Puertos y Navegación Marítima de Irán señaló el domingo que las autoridades saudíes habían rehusado ofrecer asistencia al buque cisterna, tras sufrir dos explosiones, a la 01:30 y 01:50 GMT, como consecuencia de sendos misiles lanzados “desde un lugar desconocido”, mientras navegaba a 60 millas (95 kilómetros) del puerto saudí de Yeda.

Según indican analistas, el incidente podría ser obra de EE.UU., quien anteriormente había amenazado abiertamente con impedir la exportación del petróleo iraní por todos los medios posibles, tal como el caso del superpetrolero Adrian Darya —antes bautizado Grace 1— que fue retenido en julio en el estrecho de Gibraltar por el Gobierno británico por el encargo de Washington.

Teherán declara que toda responsabilidad y las consecuencias del ataque a su petrolero recaerán en los autores de esta “peligrosa aventura” y asegura que no dejará sin respuesta los ataques en su contra.

ftn/ctl/myd/mjs

Comentarios